imagen referencial

Es posible que no sepas qué es o que te parezca un alimento minoritario, pero el kuzu ha estado durante siglos en la cocina asiática y en la medicina tradicional china por sus propiedades y beneficios para la salud.

Entre sus beneficios esta regular el tránsito intestinal, para calmar los nervios, para combatir las adicciones y para proteger el corazón.

Incluso se ha recomendado su uso en la menopausia y en la diabetes.

¿Qué es exactamente el kuzu y qué hay de cierto en todo ello?

El kuzu proviene de las raíces de la planta leguminosa trepadora Pueraria lobata. Una vez molidas, lavadas y deshidratadas, producen un polvo de almidón muy puro que se utiliza en cocina como un espesante.

En la cocina tiene múltiples utilidades, debido a que adquiere una consistencia de gelatina y es muy apropiado para aportar textura a salsas, sopas, cremas… y helados. Además es muy digestible.

Dentro de la medicina tradicional se utiliza por sus propiedades terapéuticas, avaladas hoy por estudios.

Cómo prepararlo para utilizarlo como espesante:

  1. Hay que disolverlo en frío en agua, té, caldo, zumo o leche vegetal, y luego se calienta cinco minutos, revolviendo.
  2. Una cucharadita de café es suficiente para espesar un cuarto de litro de líquido.
  3. Se conserva en lugar seco, a temperatura ambiente.

Tiene un sabor neutro, por lo que combina tanto con dulce como con salado.

Cómo tomarlo como remedio medicinal:

  1. Se diluye una cucharadita en un vaso de agua fría y se calienta sin que llegue a hervir, hasta que se espese.
  2. Se toma caliente, de una a tres veces al día.
  3. No se le conoce toxicidad, ni siquiera a dosis elevadas.

Beneficios del Kuzu

  • Favorece el riego cerebral y reduce el estrés y el insomnio
  • Relaja. Se usa para tratar cefaleas y migrañas
  • Mejora la capacidad cognitiva
  • Equilibra la microflora intestinal por su efecto prebiótico
  • Mejora la absorción de nutrientes
  • Activa el sistema inmunitario
  • Regenera las vellosidades intestinales
  • Restaura la movilidad peristáltica

Con información de: https://www.cuerpomente.com/

Comenta y se parte de nuestra comunidad