triquinosis atusaludenlinea
foto cortesía

La triquinosis es una de las enfermedades parasitarias más frecuentes y conocidas; también recibe el nombre de triquenelosis o triquiniasis; infección que está causada por un nematodo del género Trichinella.

Lea también:La ciencia sobre la eficacia de la homeopatía

Suele producirse al ingerir carne cruda o poco cocinada. Aunque muchos casos cursan de forma leve, también provoca síntomas graves y complicaciones. Lo cierto es que es fácil de prevenir, mediante una serie de medidas muy sencillas.

Los síntomas que produce la triquinosis son gastrointestinales. Como hemos señalado, es una infección parasitaria causada por un nematodo, que son gusanos que necesitan un huésped para vivir y reproducirse.

El nematodo que produce esta patología, tal y como explica el Manual MSD, es Trichinella spiralis o cualquier otro del género Trichinella. Suelen infectar animales carnívoros u omnívoros, como los cerdos o los jabalíes.

Según afirma un estudio publicado en Offarm, la triquinosis es una infección frecuente. Sobre todo en países en los que se come carne de cerdo cruda o poco cocinada. Esto hace que haya muy pocos casos en sitios de Oriente, ya que alimentarse del cerdo está prohibido por motivos religiosos.

En España, por ejemplo, la mayoría de los casos se sitúan en zonas de montaña. Esto se debe a que es frecuente cazar jabalíes y cerdos y alimentarse de ellos. No es carne industrializada que haya pasado algún control sanitario.

La triquinosis se desarrolla al ingerir carne que contiene larvas del parásito. En los siguientes apartados explicaremos con más detalle cómo se produce la infección.

Carnes crudas

Las carnes que se comercializan en circuitos oficiales tienen controles de calidad, sin embargo, las autoridades sanitarias recomiendan tener mucho cuidado al consumirla.

Los síntomas son variables; algunas personas presentan un cuadro clínico leve o incluso pueden cursar de forma asintomática. Sin embargo, en otras personas aparecen signos y síntomas graves.

El principal motivo de la diversidad clínica es que varía en función de cuántas larvas se ingieran. Si alguien come carne que presenta pocas, lo probable es que la triquinosis sea leve.

Según explican los especialistas de la Clínica Mayo, algunos síntomas aparecen entre 1 y 2 días después de la infección. Lo curioso es que hay otros signos que pueden aparecer hasta 8 semanas luego. Son secundarios al desplazamiento de las larvas a otros tejidos del cuerpo.

Los síntomas tempranos son aquellos que aparecen en las horas posteriores a haberse alimentado con carne contaminada. La causa es el desarrollo de larvas en la pared del intestino delgado.

Por eso suele haber dolor abdominal y diarrea. También son frecuentes las náuseas y los vómitos. Puede haber fatiga, estado febril y calambres abdominales.

Carnes crudas.

En este momento se presenta dolor y sensibilidad muscular, también fiebre alta, dolor de cabeza y sensibilidad a la luz.

En realidad, las carnes suelen contener quistes. Cuando estos llegan al estómago son degradados por los jugos gástricos. Allí las larvas se liberan y alcanzan el intestino para reproducirse, además, se adentran a la pared intestinal y llegan al torrente sanguíneo.

¿Cómo se diagnostica la triquinosis?


El diagnóstico de la triquinosis requiere realizar una buena historia clínica. Es fundamental que el médico conozca todos los síntomas y los alimentos que se han ingerido en los últimos días. También si hay alguien cercano que esté enfermo y con quien hayan comido juntos.

Cerdo en un corral que podría tener triquinosis.

La exploración física puede ayudar, ya que la inflamación muscular y la hinchazón del rostro son bastante característicos. No obstante, en algunos casos es necesario realizar pruebas complementarias para confirmar el diagnóstico.

De esta manera, puede dar lugar a miocarditis, encefalitis y meningitis. En la primera, las larvas invaden el miocardio (la capa muscular del corazón). En la segunda se afecta el encéfalo y en la última las membranas que recubren el encéfalo y la médula espinal.

Lo que debemos tener presente es que la triquinosis es una infección causada por un parásito. Se suele producir al comer carne cruda o poco cocinada procedente de cerdos, jabalíes o caballos, entre otros.

Por eso existen medidas muy sencillas de evitar la triquinosis. Lo ideal es no consumir animales salvajes que no han pasado un proceso de calidad sanitaria. También es fundamental evitar comer carne poco cocinada y no mezclar las carnes entre sí.

Con información de: Mejor con Salud

Comenta y se parte de nuestra comunidad