sexercise
Foto Referencial

Si hay un ejercicio que genera un abrumador porcentaje de placer mientras se practica, es, por supuesto, el sexo. Para muchos será un chiste, pero lo cierto es que durante el sexercise se pueden queman alrededor de 250 calorías se hacen flexiones y movimientos de toda índole.

Según estudio llevado a cabo por la Universidad de Quebec, Canadá, determinó que los hombres queman de media 4,2 calorías por minuto durante una relación sexual, frente a las 9,2 calorías que se queman al correr en la cinta. Las mujeres por su parte queman 3,1 calorías durante el sexo, mientras que se deshacen de 7,1 calorías al hacer running.

El Sexercise: un poco de cardio

Todo apunta a que el ‘sexercise’ es el ejercicio más completo y placentero para perder peso, la investigación señala que el sexo es un buen sustituto del cardio, es decir complemento del ejercicio físico.

Para mantenernos en forma y sanos, puedes iniciar con un apasionado masaje a tu pareja o si deseas una quema extra de calorías es buena idea practicar sexo a primera hora de la mañana, en ayunas, comienza con el misionero para que actives todo tu organismo.

Aquí te presentamos algunas de las posturas para que comiences una rutina de ejercicios con tu pareja que genere disfrute en ambos.

Tonificando glúteos y abdominales

En esta posición, el hombre debe sentarse sobre de rodillas apoyando los talones en los glúteos. Por su parte, la mujer se posa encima con los pies hacia atrás y se balancea ajustando los movimientos a un ritmo y forma. 

Pese a no ser demasiado exigente, esta postura denominada el perrito sexual define glúteos, abdominales y trabaja el flexor de la cadera… Y es muy placentera. Si lo que queremos es trabajar glúteos, el hip thrust causa una mayor activación de los glúteos. Así que al empujar, aprieta bien el glúteo para un buen hip thrust.

Piernas marcadas

Foto Referencial

Una de las mejores posiciones para ejercitar nuestras piernas es la de Vaquero. Al encontrarte encima de él, tu abdomen bajo será el que haga el trabajo al momento de contraerse.

Para tonificar los muslos y abductores colócate de rodillas sobre él formando un ángulo de 45° entre tus rodillas y la cama. Para lograr el movimiento llévalas de 45° a 90° tratando de impulsarte solamente con las piernas en vez de con la cadera.

Otra variación de esta posición (y una de las más placenteras) es en forma de sentadilla. Con las piernas impúlsate de arriba hacia abajo 20 veces y descansa tus piernas sobre la cama por 5 segundos. De esta forma evitarás dañar tus rodillas, le darás fuerza a la tibia y tu chico pedirá cada vez más.

La ‘Carretilla’, fuerza de hombros

La mujer se apoya sobre sus antebrazos y rodillas; mientras el hombre, de cuclillas, toma a su pareja por la pelvis y se pone a horcajadas teniendo el control total del movimiento.

Pese a que son ellos quienes manejan la situación y tienen un control total, esta postura resulta agotadora para ellas. La mujer tonifica hombros, brazos y abdomen; el hombre fortalece sus brazos.

Lea También: El sexo kink o kinky: la sexualidad atrevida que busca satisfacer fantasías

Con Información de: Glamour.mx

Comenta y se parte de nuestra comunidad