aloe vera
Foto Referencial

El aloe vera es una planta milenaria con infinitos beneficios y numerosas investigaciones aseguran la efectividad de sus propiedades. En la actualidad sus usos son múltiples y es habitual tanto en dietética como cosmética, aunque en este artículo nos centraremos en su uso tópico.

Su gran capacidad de penetración en la dermis (la capa más profunda de la piel) aporta múltiples nutrientes. Entre sus beneficios destacan:

  • Repara las quemaduras gracias a sus propiedades antiinflamatorias que desinflaman las zonas dañadas.
  • Su uso diario hidrata y suaviza la piel actuando como un excelente regenerador celular.
  • Debido a su alta penetración es un potente cicatrizante.
  • Elimina las células muertas de la piel y favorece la salud de los tejidos.
  • Protege la piel del daño generado por los radicales libres.
  • Combate las irritaciones y la dermatitis, estimulando y fortaleciendo las fibras de colágeno y elastina.
  • Previene y disimula las estrías.
  • Además, es antiinflamatorio, así que puede usarse como gel de masaje si tenemos alguna molestia muscular.

3 mascarillas para la piel

Foto Referencial

La sábila posee grandes beneficios para la belleza, gracias a su concentración de vitaminas A, B, C, minerales, aceites y aminoácidos que la conforman. Además, sus propiedades nutritivas, hidratantes, regenerantes, astringentes y antiinflamatorias, la convierten en la aliada incondicional.

Entre sus componentes activos se encuentran vitaminas, aminoácidos, minerales (como el calcio, el cobre, el selenio o el zinc, entre otros), ácidos grasos, enzimas y polisacáridos, todos ellos contenidos en ese gel compuesto en un 99% por agua. 

1. Mascarilla de aloe vera para pieles sensibles

Esta mascarilla es ideal para humectar las pieles más sensibles e irritadas. Además, te permitirá cuidar tu rostro ante las agresiones del ambiente.

Ingredientes:

  • 1 taza de gel de aloe vera,
  • 2 cucharadas de yogurt natural,
  • 6 cucharadas de jugo de pepino fresco,
  • 2 cucharadas de aceite esencial de rosas.

¿Cómo prepararla?

Mezcla todos los ingredientes, ya sea en un bowl o procesador de alimentos, hasta obtener una fórmula completamente homogénea. Aplícala sobre tu piel y déjala actuar durante 15 minutos. Enjuaga con agua preferentemente fría e hidrata con tu crema facial preferida.

2. Mascarilla de aloe vera para el acné

Si tu principal problema es la aparición constante de pequeños barritos, esta mascarilla de aloe vera te fascinará. Esta fórmula casera reúne múltiples ingredientes con propiedades antibacterianas, antiinflamatorias y antifúngicas, especial para limpiar la piel a profundidad. Lo mejor es que también funciona de manera preventiva.

Ingredientes:

  • 1 taza de gel de aloe vera,
  • 1/2 pepino sin cáscara,
  • 3 gotas de aceite de árbol de té.

¿Cómo prepararla? 

Empieza triturando medio pepino hasta obtener un puré sin grumos. Después, añade el resto de los ingredientes y mézclalos hasta que queden perfectamente unificados. Aplica la mascarilla sobre el rostro limpio, enfocándote en los brotes y permite que se absorba por completo.

3. Mascarilla de aloe vera rejuvenecedora

Revitaliza y rejuvenece por completo, con esta mascarilla de aloe vera se hidrata y reestructura el aspecto de tu piel. Sus componentes son de los más efectivos pues ayudan a humectar, promoviendo su tonicidad.

Ingredientes:

  • 1 taza de gel de aloe vera,
  • 1 cucharada de miel de abeja,
  • 2 cápsulas de vitamina E.

¿Cómo prepararla?

¡Es muy simple! Sólo necesitas mezclar el aloe vera y la miel con las gotitas de aceite que contienen las cápsulas de vitamina E (puede pincharlas con una aguja pequeña para aprovecharlas). Aplícala sobre la piel limpia, permite que actúe durante 15 minutos y enjuaga con agua fría.

Lea También: Exfoliante corporal: cuál elegir a partir del tipo de piel

Con Información de: Glamour.mx

Comenta y se parte de nuestra comunidad