Coronavirus en un bebé
Foto Referencial

Hasta los momentos se sabía que la transmisión del coronavirus en un bebé durante el embarazo era poco común, así como también, la infección del recién nacido en el momento del parto o días posteriores mediante el contacto piel con piel de la madre o durante la lactancia.

Sin embargo, el contagio sí es posible y a veces con resultados sorprendentes. Recientemente se registró el caso de un bebé nacido en Suecia, que nació con Covid-19, y además se descubrió que presentaba una mutación del virus.

Esta es la primera vez que los expertos se encuentran con algo similar, según un estudio publicado en The British Journal of Obstetrics and Gynaecology, uno de los pocos trabajos científicos que han investigado la transmisión del coronavirus a través de la placenta evidenció que el contagio de madre a bebé si es posible.

Coronavirus en un bebé generó parto prematuro

Foto Referencial

Todo comenzó cuando una mujer embarazada con sospecha de Covid-19 fue trasladada en ambulancia al Hospital Universitario de Skåne, en Malmo (Suecia), aquejada de un fuerte dolor abdominal.

Los médicos observaron que la frecuencia cardíaca del bebé era muy baja, lo que podía significar que no recibía suficiente oxígeno. Practicaron una cesárea de urgencia y el bebé nació en cuestión de minutos.

Los análisis de sangre del bebé confirmaron que tenía un nivel muy bajo de oxígeno, y las pruebas de garganta mostraron que tanto la madre como el bebé padecían Covid.

Además, secuenciaron el genoma del virus para confirmar si el recién nacido se había contagiado cuando aún estaba en el útero. Los investigadores descubrieron que el genoma viral de la madre y del bebé era idéntico. 

Como el bebé había sido aislado de la madre directamente después de la cesárea y no había estado en contacto con otros miembros de la familia cuando se hicieron estas pruebas, los resultados confirmaron que el bebé se había infectado antes de nacer.

Sin embargo, unos días después, una nueva secuencia genética demostró que el bebé tenía una versión mutada del virus junto con la cepa original del virus de la madre.

Los expertos explican que, aunque es habitual que los virus se modifiquen, esta mutación (denominada A107G) se produjo sólo cinco días después del parto.

Es posible que los cambios genéticos hayan sido estimulados por el contacto del bebé con el entorno externo fuera del vientre materno, pero sorprende la rapidez con la que se produjo.

La madre se recuperó rápidamente de su infección por Covid y fue dada de alta cuatro días después del parto, pero el bebé necesitó cuidados neonatales ya que nació prematuramente (semana 34 de embarazo).

El bebé desarrolló anticuerpos contra el virus y no presentó síntomas graves tras el parto.

A pesar de que todos los datos disponibles hasta el momento apuntan a que los niños se contagian menos de Covid y que cuando lo hacen suelen desarrollar síntomas leves o ser asintomáticos, hay excepciones que desconciertan a los científicos.

Lea También: ¿La enfermedad celíaca puede causar infertilidad?

Con Información de: 20minutos.es

Comenta y se parte de nuestra comunidad