piel sensible
Foto Referencial

Mantener un cutis sano y bonito siempre requiere esfuerzo, pero cuando nos encontramos con una piel sensible, se debe tener mayor cuidado. En ese caso, no solo tenemos que preocuparnos de evitar productos que puedan obstruir nuestros poros o de hidratarla bien, también debemos estar muy pendientes de las reacciones que podrían causar.

La piel sensible se irrita con facilidad y presenta rojeces y otras reacciones que producen sensaciones desagradables. Cada persona es diferente, por esa razón te presentamos los cinco ingredientes para que luzcas una piel hidratada y radiante.

Aloe vera

Foto Referencial

Este ingrediente hace prácticamente milagros con las quemaduras solares, gracias a su gran poder calmante e hidratante. Sin embargo, sus propiedades también son beneficiosas para el cuero cabelludo, que no es otra cosa que la piel que tenemos en la cabeza. Es perfecto para acabar con el picor, la irritación y la caspa del cuero cabelludo cabelludo sensible y a la vez, hidratar el cabello.

Avena

La avena se ha utilizado durante cientos de años para calmar y refrescar la piel, gracias a su efecto antiinflamatorio alivia el picor y los síntomas de las reacciones alérgicas. Al mezclarla con agua produce leche de avena, que se utiliza también en muchos productos de cosmética.

Niacinamida

Foto Referencial

Se trata de un derivado de la vitamina B3 que aumenta los niveles de ceramidas y ácidos grasos en la piel, a la vez que fortalece la barrera cutánea y combate el enrojecimiento y la irritación. Por si fuera poco, evita la pérdida de agua, estimula la circulación, previene las manchas, protege contra el sol, reduce los poros abiertos, trata el acné, controla la producción de grasa y minimiza las líneas finas.

Té verde

Cuando el té verde es aplicado directamente sobre la piel, tiene un efecto antiinflamatorio. Éste es la salvación de muchas mujeres que sufren de piel sensible y con tendencia a enrojecerse.

Gracias a las catequinas, el té verde ayuda a disminuir la actividad hormonal, la cual es una de las causas del acné. Por otro lado, tiene un efecto antibacteriano que ayudará a limpiar totalmente tu piel y eliminará impurezas.

Centella asiática

La centella asiática es una planta medicinal originaria de la India. Desde hace más de 3000 años la cultura oriental se ha beneficiado con sus propiedades.

Esta planta tiene un gran poder cicatrizante, gracias a que es rica en triterpénicos. Estos estimulan la formación de fibroblastos. Estas son células que reparan los tejidos dañados para que el proceso de curación sea más rápido y no queden las molestas cicatrices.

Por otro lado, contiene una serie de principios activos que permiten mejorar la circulación y estimular la producción del colágeno. También puede ser usada para incrementar los niveles de hidratación en la dermis y renovar los tejidos.

Miel

Foto Referencial

La mascarilla de miel es una manera de sacar provecho de las valiosas propiedades curativas de este excelente ingrediente natural.

Uno de los elementos más importantes de la miel para la eliminación de impurezas es su pH ácido. Debido a ello, las bacterias no pueden crecer y reproducirse en superficies o ambientes donde la miel esté presente.

La miel cuenta, además, con otro compuesto muy estimable para restablecer a la piel su aspecto más saludable. Es el peróxido de hidrógeno que, al entrar en contacto con ciertos fluidos del cuerpo, actúa como agente antibacteriano. Así, cuando se la aplica sobre la piel, la miel limpia los poros.

Lea También:3 usos que le puedes dar a tu brillo labial en tu rutina de maquillaje

Con Información de: Glamour.mx

Comenta y se parte de nuestra comunidad