covid-19
Foto Referencial

La dura carrera por las vacunas contra la covid-19, ¿ha ralentizado las lucrativas patentes en cuanto a la distribución mundial? No, según los expertos.

En una planta de Hamburgo, se preparan desde septiembre del 2020, la vacuna para producir el antídoto de Pfizer-BioNTech.

Desde la vista superior de la planta, se puede observar las marcas en la parte arriba del muro, donde fueron instaladas nuevas tuberías.

En el lugar que se convertirá en una a las tres fábricas de producción de vacunas contra la covid-19 de Pfizer-BioNTech, que ahora tiene un nuevo ingrediente activo.

Pero primero hay que adaptar la planta para manejarla adecuadamente, dado que esta vacuna contra la covid-19, usa tecnología de ARN mensajero.

Y a partir de mayo se espera producir hasta 10 millones de dosis por semana en esta planta de Hamburgo.

Vacunas contra la covid-19 aumentará

La producción de vacunas contra la covid-19, aumentará significativamente en el segundo trimestre de este año 2021.

Eso es lo que se ha prometido a los gobernadores de Alemania.

Para que todo el mundo pueda estar agradecidos de tener una industria nacional de fabricación de vacunas en Europa.

La competencia está en la India dónde se encuentra la mayor fábrica de vacunas en el mundo.

Que cuenta con la licencia de Astrazeneca para fabricar mil millones de dosis hasta finales de este año.

Al igual que el resto de las vacunas contra la covid-19, es probable que  Pfizer-BioNTech sean los fabricantes de antídotos más baratos en todo el mundo.

La producción masiva y barata está en la India, pero no todos los fabricantes de vacunas han conseguido sus licencias.

India, ha llegado a pedir que se suspenda los derechos de patentes.

Por eso la Organización Mundial de Comercio tiene la estrecha exclusión de una ampliación global de la fabricación, incluyendo los mercados emergentes de bajos ingresos.

Sin embargo, para suspender los derechos sobre las patentes, los estados miembros deben votar unánimemente.

Pero las grandes farmacéuticas no son las únicas que se oponen a esta idea.

La logística de la ayuda humanitaria se opone a suspender los derechos de las patentes y puede que los inversores decidan cambiar sus políticas y dejen de invertir en desarrollo y tecnología.

Lo que se la mostraría a largo plazo, tal vez sea mejor para los países comprar en conjunto los derechos de patente en lugar de retrasar el proceso.

Pero los gobiernos están priorizando sus propias poblaciones. Una estrategia bastante arriesgada si no se va a escala mundial las mutaciones volverán. 

A perseguirnos y derrotar el coronavirus necesitará de mayor cooperación internacional y estrategias más inteligentes que una vacuna contra la covid-19.

Con información de www.dw.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad