Foto Referencial

El yoga, más allá de moldear el cuerpo, ayuda a moldear y transformar nuestras vivas, es decir, esta disciplina no se enfoca en lo que somos sino en lo que seremos o en lo que nos estamos convirtiendo, ya que esta práctica milenaria promete felicidad e incluso acelerar el metabolismo.

Keila Velón, instructora de yoga y maestra Bikram, asegura que la relación entre la tiroides, el metabolismo y el yoga es directa. “El yoga estimula el cuerpo en su totalidad: trabaja, masajea y activa todos los órganos y todos los tejidos, también las glándulas”, explicó.

“Las posturas de compresión, en las que se masajea la garganta y se comprime la glándula tiroides como si fuera una esponja, son muy beneficiosas para estimularla. Con la práctica suben las defensas y aquellas personas con desajustes comprueban que se les regula el metabolismo. Para que este funcione correctamente no solo influye la dieta sino que la glándula trabaje como debe. Yo lo veo en mis clases: quien está por debajo de su peso (uno de los efectos del hipertiroidismo) empieza a recuperarlo con mayor facilidad, y quien tiene un exceso (que puede ocurrir con el hipotiroidismo), lo pierde más rápidamente. Los beneficios se empiezan a notar muy rápido: esto no es como entrenar en un gimnasio, donde fortaleces y ganas músculo, el poder curativo del yoga reside en que trabaja el interior del cuerpo hacia fuera”, contó Velón.

Foto Referencial

Lea también: Ejercicios básicos de Yoga para principiantes

¿Qué posturas de yoga ayudan más?

La modelo Ariadne Artiles, reveló que hace cinco años fue diagnosticada con hipotiroidismo, por lo que a la fecha ha tratado de llevar una dieta para que su metabolismo funcione mejor. Artiles, confesó que su dieta es libre de gluten, ya que detectaron también que su organismo es intolerante al gluten, lo que afecta a la tiroides.

Expresó que también práctica yoga para mejorar su problema endocrino. «Dentro de lo que es la práctica completa de yoga hay posturas que nos ayudan a favorecer la glándula triodea. Son las que conocemos como posturas invertidas«, contó e indicó que práctica tres asanas para sentirse mejor. Tales posturas son:

  • Sarvangasana (Postura de la vela): Tiene múltiples beneficios, sobre todo, para las personas que padecemos hipotiroidismo. Con esta postura se estimula la glándula tiroides ayudando a segregar de manera natural más hormona.
  • Halasana (Postura del arado): Variante de la anterior e igualmente beneficiosa para la tiroides. En ambos casos la respiración es abdominal, por lo que estas dos posturas también benefician a las personas con problemas de asma.
  • Sirsasana (Postura sobre la cabeza o Pino con 3 apoyos): Esta postura es, además, beneficiosa para la inteligencia y los conocimientos ya que el asentamiento sobre el cráneo hace llegar más cantidad de sangre bien oxigenada a todas las células del cerebro. Es decir, los pensamientos se vuelven más claros, la mente se disciplina y mejora la memoria.
Foto Referencial

¿Cuánto tiempo dura su efecto?

«Es cierto: los beneficios de estas posturas duran más allá de la clase, incluso varios días. Eso sí, no son permanentes», indicó Velón.

«El yoga es lo más parecido a la magia que conozco pero en esto hay que currárselo. El tema es que hay que hacer la práctica completa y cuando más a menudo, mejor, pero si empiezas por una serie de posturas de compresión (como Dandayamana, Bibhaktapada y Janushirasana) y eres constante, comenzarás a notarlo. Esto es una fórmula: funciona. Lo haces y te encuentras mejor, es así«, aseguró Artiles y agregó que, “para sentir la transformación que aporta, la práctica constante es la única manera de sentir el cambio y con ello sus beneficios.»

«Los cambios que puedes esperar en tu cuerpo son reales: es algo visible. Siempre sigo que el yoga saca la mejor versión de ti: no te va a poner las piernas de Cindy Crawford si no las tienes, pero te dará las mejores piernas que puedas tener. Verse bien es algo que nos gusta a todos pero es que además elimina el ruido mental y eso es una energía muy positiva encaminada a la felicidad. No conozco ninguna otra práctica (y he probado otros deportes) que sea tan radical en su efectividad», comentó Velón.

Lea también: Gyrokinesis: Yoga, baile y salud

Con información de: www.revistavanityfair.es

Déjanos tus comentarios