Foto Referencial

“Perros y gatos son carnívoros por naturaleza, su sistema digestivo desde hace 33 mil años no va a cambiar por una necesidad puntual o porque usted adore a su perro. He tenido casos de dueños de mascotas que me han dicho: doctor es que a él le encantan los dulces o cuando le preparo arroz. Nuestros fieles amigos no pueden ingerir eso. Ellos están diseñados para cazar, inclusive para comer alimentos crudos”, asegura el médico veterinario Otto Alvarado.

Dice el especialista que otro fenómeno común en estos momentos de crisis por el alto costo de la comida para animales, conocida como “perrarina”, es la búsqueda de alimentos sustitutos para nuestras mascotas, motivo frecuente de las consultas médicas que llegan a su consultorio por la elaboración de recetas caseras.

“Hay gente que dice: primero comen mis perros así yo no tenga. Esto es muy loable, pero eso no pasará de tres días en situaciones extremas, porque además se están saliendo de lo correcto, porque muchas veces terminan dándole excesos de carbohidratos, comidas que no son alimentos sustitutos”, indica Alvarado.

Afirma el médico veterinario que, lo que sí es correcto, es el empleo de vegetales rayados, como la zanahoria y siempre cruda, nunca cocinada, “porque ningún perro en la naturaleza va a ir a cocinar alimentos”.

Foto Referencial

Lea también: El lado positivo de la timidez

Mascotas no pueden comer restos de las comidas

Por otro lado, explica el especialista que hay personas que dicen no querer darle a sus mascotas alimentos comerciales, una decisión respetable, pero en este caso aclara que los perros no pueden comer salsas ni restos de las comidas.

“Hay una dieta que recomiendo solo para animales con problemas renales o hepáticos, porque no es contradictoria como alimento sustituto para mascotas. Podemos agregarle un 10% de arroz, en mayor proporción carnes blancas y vegetales cocinados, durante 30 días, acompañados de medicación y reposo. Se repetirán exámenes a la mascota para darla de alta y deberíamos volver a indicarle una dieta tradicional”, afirma Alvarado.

Dieta BARF adaptada a la crisis

Otra opción es la muy popular dieta BARF (acrónimo de Biologically Appropriate Raw Food), la cual consiste, de acuerdo al médico Veterinario en una dieta cruda, biológicamente adaptada como alimento sustituto para mascotas, “no es lo mismo darle a su mascota alitas de pollo crudas y zanahoria, debe ir en proporción adecuada, porque muchas personas se asustan cuando piensan en pollo crudo e inmediatamente se preguntan: ¿y la salmonella?, yo no me atrevo, ¿y los huesos?”.

Asegura que se deben preparar los huesos cárnicos con 50% carne y 50% masticables, porque los cartílagos son necesarios debido al aporte de calcio y fosforo en una dieta balanceada como sustituto de alimento para nuestras mascotas.

“Si se busca en internet huesos cárnicos dará risa saber que lo primero será encontrar recomendaciones de patas de cordero, manzana verde, fresas y va a tirar la toalla, no eso no, estamos hablando de que estamos en un momento de crisis, hay que buscar alternativas económicas y prácticas, que son las alitas y cuello de pollo crudos”, detalla Alvarado.

Foto Referencial

Alimentos deben ser lavados con agua caliente no hervidos

Explica que estos alimentos sustitutos deben ser lavados con agua caliente, no hervirlos y a esa proporción que debe ser el 60% del plato, agregarle vísceras, las cuales son necesarias porque aportan tiamina (vitamina B1).

“El animal cazador, carnívoro se lo come y no disgrega, que hoy no comerá hígado o grasa. Todo en conjunto conforma una dieta balanceada. Corazones, hígados y mollejas representan el otro 30% de la proporción del plato de comida, y también deben ser lavados con agua caliente”, precisa el médico Veterinario.

Vegetales en 10% rayados y crudos

Agrega que, finalmente deben incorporarse vegetales rayados y crudos, como la zanahoria, cambur, calabacín o espinaca, que representan un 10%  de la proporción del plato de comida, no más de esa cantidad, porque “se supone que la presa ingerida por el cazador previamente comió sus alimentos y a su vez eso será lo asimilado porque estaba dentro de sus intestinos”, dice Alvarado.

¿Cómo preparar alimentos crudos en el recipiente del perro sin que se contamine?, explica el doctor que lo ideal es preparar seis tazas de huesos cárnicos, otras tres de vísceras y una de vegetales, lo representará en el orden de 60, 30 y 10%, se mezcla de manera homogénea y después se congela por tres días.

Foto Referencial

Comida cruda no representa riesgos para la mascota

“Es la respuesta a quienes le temen a las bacterias, porque una parte de los microbios  se murieron cuando los alimentos fueron lavados con agua caliente como expliqué y las otras bacterias no sobrevivirán a la congelación”, asegura Alvarado.

Dice el médico Veterinario que de esta manera la comida estará apta para darla al perro, sacándola de la nevera y dejándola a temperatura ambiente durante la noche.

Al perro se le dará la porción de lo que se coma en 10 minutos, “si usted sospecha que se lo comerá todo en una comida, debe ir agregando raciones proporcionalmente más o menos a la comida de alimentos comerciales”, indica Alvarado.

Proteína debe ser prioridad en alimentos comerciales

El especialista recomienda a los dueños de mascotas que aún pueden comprar alimentos comerciales, verificar en la sección de ingredientes, que el  primer componente, el de mayor proporción sea  preferiblemente la proteína, seguido en la lista de elementos como arroz, cereal o trigo.

“De último en la lista de ingredientes como complemento carne, no puede ser un alimento adecuado y a mediano o largo plazo traerá inconvenientes”, puntualiza Alvarado.

Foto Referencial

El médico Veterinario coloca a la disposición sus redes sociales para ampliar detalles sobre este y otros temas de intereses a través de su usuario @Drottotv en Instagram, Facebook y Twitter y en Youtube como @DrottotvOficial.

Lea también: Amputaciones son las complicaciones por falta de cuidados en Pie Diabético

Déjanos tus comentarios