Foto Referencial

Se calcula que aproximadamente el 1% de la población mundial padece algún tipo de artritis reumatoide: una inflamación persistente de las articulaciones que acaba por destrozar éstas.

Un nuevo estudio llevado a cabo por investigadores del Hospital General de Massachussets mostró que las personas que padecen artritis reumatoide tenían muchas más posibilidades de albergar en su intestino la bacteria Prevotella copri que la gente que no padecía la enfermedad. Otro estudio de la Universidad de New York Scher descubrió que la artritis psoriásica –la inflamación de las articulaciones causada por la psoriasis–, tenían una cantidad significativamente menor de determinadas bacterias intestinales.

La población de microorganismos que convive con nosotros excede al número de células propias en una relación de 10 a 1: por cada célula humana llevamos con nosotros 10 microbios. Estas bacterias están repartidas por todo el cuerpo, pero son especialmente numerosas en nuestro aparato digestivo. El tracto intestinal alberga miles de especies distintas de bacterias, que pesan en conjunto entre medio kilo y kilo y medio. Es también en el intestino donde residen la mayor parte de nuestras defensas: al menos dos tercios de las células inmunes. Muchas de estas bacterias cumplen funciones esenciales para nuestro cuerpo y otras perjudican su correcto funcionamiento.

Foto Referencial

Lea también: ¿Dudas sobre el colágeno?

Bacterias que pueden predisponer a la Artritis Reumatoide

En las personas con artritis reumatoide, el sistema inmune ataca por error a las células del revestimiento de las articulaciones, produciendo inflamación y tornándolas hinchadas, rígidas y dolorosas.

La artritis reumatoide afecta aproximadamente al 1% de la población mundial que ve comprometida gravemente su calidad de vida pues causa inflamación (hinchazón), rigidez, y dolor en las articulaciones, el tejido alrededor de las mismas, y otros órganos en el cuerpo humano llegando a ser discapacitante. Generalmente afecta las articulaciones de las manos, muñecas, y los pies primero, pero cualquier articulación puede verse afectada.

El microbioma de los pacientes con artritis reumatoide presenta alteraciones que podrían ser utilizadas en el pronóstico y diagnóstico de la enfermedad, acaba de mostrar un estudio dirigido por la Universidad de Beijing.

Los resultados muestran alteraciones que correlacionan con las medidas clínicas en los tres microbiomas analizados en los pacientes y los controles. Por ejemplo, las especies del género Haemophilus presentan una disminución en los pacientes con artritis reumatoide en todas las regiones analizadas, mientras que la especie Lactobacillus salivarius aumenta su presencia en los pacientes.

Foto Referencial

A nivel funcional, los investigadores detectaron diferencias en marcadores genéticos implicados en rutas metabólicas como el metabolismo y transporte del hierro, azufre, zinc y arginina, en la regulación de la oxidación o reducción del ambiente celular y la imitación molecular de antígenos humanos.

Mantener un equilibrio en nuestra flora intestinal es vital para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

Alimentos antiinflamatorios

Sobre qué alimentos son recomendables para personas con #artritis, aquí se los dejo.

  • FRUTAS: Ciruelas pasas, uvas, moras, granada, mango, cambur (banana), melocotón, manzanas.
  • CEREALES: Avena integral, pan de trigo integral, arroz integral.
Foto Referencial
  • LEGUMBRES: Soya negra, lenteja.
  • GRANOS INTEGRALES: Trigo, arroz, avena, centeno, cebada, mijo, sorgo, alpiste.
  • ESPECIAS: Jengibre, cúrcuma.
  • ACEITES: Aceite de oliva, de pescado.
  • MISCELANEOS: Yogurt (cuajada), té verde, té de albahaca.

También entran el ajo, las nueces, las cerezas, frambuesas y el brócoli, en general, todos los antiinflamatorios.

Lea también: ¿Qué es dermatitis seborreica? Síntomas y causas

Dra. Margarita Botero

Especialista en obesidad y medicina antienvejecimiento

Instagram: @drabotero

@energiavitalactiva

Déjanos tus comentarios