Foto Referencial

Pasar una o tres horas con la vista fijada al frente de una computadora, teléfono móvil y videojuego, puede desencadenar secuelas que van desde leves, moderadas y severas, debido que la luz violácea y azul que genera el monitor de un ordenador (que no se nota a simple vista), impacta en la retina, pudiendo producir una degeneración macular o lo que se conoce como trastorno ocular el cual destruye lentamente la visión central y aguda, dificultando la lectura y visualización de detalles finos.

El doctor Ángel Cermeño, Neurólogo y Pediatra especialista en adicciones digitales precisa que personas menores de 30 años pasan hasta 10 horas conectados a las nuevas tecnologías, mientras que los de 45 a 60 años dedican nueve horas y cuando se pasa los 60 años se reduce el tiempo a cuatro horas.

Explica que una persona que pase más de tres horas frente a una computadora puede presentar irritación ocular, enrojecimiento, inflamación, una serie de síntomas que son preocupantes pero que no se pueden atribuir a una patología, pero sí es al resultado de una sobre exigencia.

Foto Referencial

Lea también: Infecciones sobreestimadas pueden generar sepsis por shock séptico

Cansancio Ocular por adicción digital

“Pienso que sí podemos definir como trastorno de conducta adictiva el cansancio ocular digital”, asegura Cermeño, quien explica que otros especialistas no están de acuerdo, pues consideran que el comportamiento asociado al uso del internet y las nuevas tecnologías no está tipificado científicamente como una adicción.

Sin embargo, dice el Neurólogo, hay autores que no están de acuerdo con esto dado que el sobreuso puede ser interpretado como una adicción, “aunque no lo califican de adicción por tres factores: problemas para la salud, trabajo, hogar o familia. Otro factor sería el síndrome de abstinencia y tolerancia que requiera más dosis para sentir el mismo placer”.

Foto Referencial

Consecuencias  sobreuso de tecnologías

Detrás de una persona que está expuesta todos los días a un celular o una tablet existen consecuencias psicológicas y físicas, la primera en adolescentes y niños, pues explica Cermeño, ellos disfrazan una personalidad mediante redes sociales u otras plataformas, “no es el yo real de ellos sino que muchas veces un personaje ideado basado en lo que ellos quisieran ser por problemas sociales, psicológicos y conductuales, generando consecuencias física en los  ojos, padeciendo de fatiga, cansancio o síndrome visual informático”.

Sobre el uso de nuevas tecnologías los Neurólogos, se guían por manuales de clasificación de enfermedades, como la salud mental que es clasificada por la mayor instancia del gremio, la Asociación Americana de Psiquiatría, la cual asegura que entre las adicciones no asociadas a sustancias (ludopatía y trastornos por usos de juegos de azar), se consideraría el cansancio ocular digital por consumo excesivo de aparatos electrónicos.

Foto Referencial

Jóvenes son los más vulnerables

Asegura que la población adolescente es la más vulnerable de padecer esta afección, no solo visto desde el cansancio ocular digital, sino del aislamiento del individuo, porque no se estimula la figura de la socialización, ni mucho menos del lenguaje.

“Un niño menor de dos años no debería además exponerse al uso de tabletas, computadoras o videojuegos, porque el infante debe comenzar a estimular las cuatro esferas fundamentales, el neurodesarrollo, bajo la necesidad de que socialice, que desarrolle el lenguaje, habilidades motoras gruesas y finas con otras personas”, puntualiza Cermeño.

El doctor Ángel Cermeño, Neurólogo Infantil coloca a la disposición su cuenta en Instagram @neuroangelkids para responder dudas sobre el cansancio ocular y otros temas relacionados.

Lea también: Qué produce la otitis y cómo se puede tratar

Déjanos tus comentarios