Foto Referencial

Es muy fácil restarle importancia a lo que comemos cuando el estrés y las obligaciones marcan la pauta de nuestra rutina. Sin embargo, existen hábitos capaces de ayudarnos a ser más productivos en el trabajo y en el hogar y a vivir con menos tensión y por supuesto más energía.

¡Nunca te saltes el desayuno!

Si sueles saltarte el desayuno por falta de tiempo en la mañana o por moda de nuevas tendencias, es hora de hacer el esfuerzo de cambiar este hábito. El desayuno repone las energías de tu cuerpo después de 8 horas (o más) sin comer. Cuando te exiges esfuerzo, energía, concentración y buen humor sin haber desayunado es como si le pidieras a tu carro que arranque sin gasolina. Deja el sándwich, la arepa o la avena listos desde el día anterior o párate un poco más temprano para comer con calma, desayunar solo te tomará unos 10 minutos pero te dará beneficios que superan este tiempo. Un desayuno equilibrado previene la fatiga, aumenta tu concentración y mejora tu estado de ánimo.

Foto Referencial

Lea también: METAS QUE NOS APORTAN SALUD Y NOS AYUDAN A MANTENER NUESTRO PESO

Haz una merienda sana

Un puñito de frutos secos, un yogur descremado o una fruta son opciones saludables y nutritivas que te ayudan a recargar tu energía a media mañana y media tarde. Además te obligan a hacer una pausa en tus obligaciones, lo cual te ayuda a dosificar tu carga de estrés y a controlar la ansiedad.

No abuses del café

Una taza de café es suficiente para disfrutar de sus beneficios estimulantes. Pero más de esa cantidad acentúa los niveles de estrés y nerviosismo. Si quieres disfrutar de una bebida caliente durante la jornada, apuesta por las infusiones. La manzanilla y el té verde son ricas opciones que le aportan numerosos beneficios para tu salud.

¡Muévete!

Tómate 5 minutos varias veces al día para estirarte en tu puesto de trabajo o en la casa, para que al final del día sumes por lo menos 30 minutos de actividad diaria. Permanecer mucho tiempo en la misma posición produce acumulación de tensión muscular. Ese ratico te relajará y evitará que regreses a casa hecha un nudo.

Foto Referencial

Construye estos hábitos poco a poco y súmale calidad de vida a tus días.

Lea también: Equilibra tu menú y tu figura mientras proteges tu salud

Lic. Ariana Araujo Tovar.

Nutricionista – Master en Psicología y Health Coach.

Creadora – Directora de Método Coma

Redes Sociales: @metodocoma

www.metodocoma.com

Déjanos tus comentarios