Foto Referencial

El menú alimenticio que deben cumplir los pacientes ingresados en centros de salud, es tan importante como la hospitalización misma, la cual debe basarse en un servicio de alimentación diseñado de acuerdo a las necesidades del enfermo, partiendo de saber cuál es la patología, edad, sexo, grupo etario, hábitos culinarios e inclusive religión.

Sobre esto último, la Nutricionista, Jazmín Olivar, asegura que “es complejo el tema de la religión, por ejemplo, una vez tuvimos un paciente vegetariano estricto”.

La especialista en menú alimenticio para personas hospitalizadas insiste en que cada caso es particular y el factor tiempo es determinante, “el paciente llega al centro de salud y la logística tiene que estar preparada para atender la lista de criterios”, dice Olivar.

Foto Referencial

Dieta alimenticia en casa bajo supervisión

Afirma que el menú alimenticio en casa o en centro asistencial, es un proceso multidisplinario, porque lo primero es analizar la orden médica del profesional de la salud, quien de acuerdo a la patología del paciente indicará la dieta de acuerdo al cuadro clínico del enfermo, para procurar el bienestar nutricional.

“Independientemente que la hospitalización sea en casa, la nutrición siempre será una medicina preventiva, por lo que es necesario el asesoramiento técnico para los familiares o la persona encargada de realizar la comida, hay que darle instrucciones, guías, que variará si el enfermo puede o no masticar, si será alimentado por sonda o si tendrá una nutrición parenteral (vía intravenosa)”, explica Olivar.

Detalla la especialista en medicina alimenticia para personas hospitalizadas que la patología de base del enfermo, influirá en su estado de cronicidad, “puede haber la condición de una dieta blanda, si tuviese una situación gastrointestinal que seguramente es la que prelarà”.

Aclara que una dieta blanda, no necesariamente quiere decir que sea líquida, porque puede ser un intermedio entre con una dieta completa, con la prevalencia de alimentos más triturados, papillas, puré que no llegan a ser líquidos.

Foto Referencial

Estado emocional influirá en menú alimentición

“Cada individuo es único y con una patología es más especial, porque hay que sumarle el hecho que la persona está en una condición emocional, donde muchas veces tenerlo en un centro de salud lo entristece desde el aspecto emocional, el cual se debe considerar, por sus deseos y anhelos de comer algo en particular que se potencia, siendo mucho más susceptible”, afirma Olivar.

Finalmente, dice que desde el grupo médico Santa Paula a través de la empresa Restoven Venezuela, se le da al paciente lo que quiere, de acuerdo a la condición de base médica, que es lo que se debe analizar inicialmente.

La Nutricionista, Jazmín Olivar coloca a la disposición su cuenta en Instagram

@sanosabor para ampliar detalles sobre este y otros temas de interés relacionado al menú alimenticio para personas hospitalizadas.

Déjanos tus comentarios