Foto Referencial

Infertilidad significa que no puedes quedar embarazada en el transcurso de un año teniendo relaciones sexuales sin protección anticonceptiva. Existen femeninos y masculinos como causas de este problema.  

Se clasifica en  dos tipos de infertilidad:

  • Primaria se refiere a las parejas que no han podido quedar en embarazo después de al menos un año de relaciones sexuales sin usar métodos anticonceptivos.
  • Secundaria se refiere a las parejas que han podido quedar embarazadas al menos una vez, pero que ahora no pueden. 
Foto Referencial

Lea también: ¿Cómo cuidar tu piel durante el embarazo?

Cuáles son las causas

La infertilidad puede ser causada por muchos factores físicos y emocionales, tantos femeninos como masculinos.

INFERTILIDAD FEMENINA

Principalmente tenemos como responsables de la infertilidad femenina dos factores: alteraciones de la ovulación, que impiden la formación de un ovulo sano que pueda ser fecundado por un espermatozoide; y alteraciones en la permeabilidad de las trompas uterinas, que impiden el acceso del ovulo a la cavidad uterina.

La infertilidad femenina puede ser causada por: Trastornos inmunitarios, como el síndrome antifosfolípídico (SAFL), Defectos congénitos modificadores el tracto reproductor, Trastornos de la coagulación, Diabetes, Consumo excesivo de alcohol, Ejercicio excesivo, Trastornos alimentarios o desnutrición, Neoplasias (como miomas o pólipos) en el útero y el cuello uterino, Uso de ciertos medicamentos, como por ejemplo fármacos quimioterapéuticos, Desequilibrios hormonales, Obesidad, Edad avanzada, quistes ovaricos, síndrome de ovario poliquístico, Infección pélvica que resulta en una cicatrización o una inflamación de las trompas de Falopio (hidrosalpinx), Cicatrización pélvica o uterina  anómala a raíz de infección de transmisión sexual o legrados uterinos,  cirugía abdominal  previa o endometriosis, Tabaquismo, Cirugía para prevenir el embarazo  o falla de la cirugía de recanalización  de trompas, Enfermedad tiroidea.

Foto Referencial

INFERTILIDAD MASCULINA

La infertilidad masculina puede deberse a una  disminución de la cantidad de espermatozoides, un bloqueo que impide que los espermatozoides sean liberado y defectos en la forma, velocidad y contaje de los espermatozoides.

La infertilidad masculina puede ser causada por: Defectos congénitos, Tratamientos para el cáncer, incluso quimioterapia y radiación, Exposición a calor excesivo durante períodos prolongados, Consumo compulsivo de alcohol, de marihuana o de cocaína, Desequilibrio hormonal, Impotencia, Infecciones testiculares, Consumo de ciertos medicamentos, como cimetidina, espironolactona y nitrofurantoina, Obesidad, Edad avanzada, Eyaculación retrógrada, Cicatrización a raíz de infecciones de transmisión sexual (ITS), lesión o cirugía, Tabaquismo, Toxinas en el medioambiente, Vasectomía.

Foto Referencial

Estadísticas de la fertilidad

Las probabilidades de un embarazo en parejas saludables menores de 30 años y que tengan relaciones con regularidad son de aproximadamente un 25% a 30% mensual.

Una mujer alcanza su mayor fertilidad entre los 20 y los 25 años de edad. Las probabilidades de que una mujer quede embarazada disminuyen considerablemente después de los 35 años y  especialmente después de los 40. Los problemas de infertilidad y las tasas de abortos espontáneos aumentan considerablemente luego de los 35 años de edad.

Cuándo debes acudir al médico

Si la pareja tiene un año buscando embarazo manteniendo relaciones sexuales frecuentes, sin lograr embarazo, deben iniciarse los exámenes para determinar la causa.

De igual forma, si la pareja logra concebir, pero no logra el nacimiento de un bebé vivo al término del embarazo, generalmente al tener dos pérdidas gestacionales se inician los estudios para determinar la causa. Cuando ha ocurrido una sola pérdida habitualmente no se indican estudios por considerarse que 20 % de las embarazadas pueden tener un aborto, debido a problemas genéticos en 80% de los casos y luego tendrán un segundo embarazo normal;  en el caso de dos pérdidas consecutivas generalmente se descartan otras causas como infecciones, alteraciones inmunológicas y  metabólicas.

Foto Referencial

Recomendaciones para la pareja que desea embarazo

Primero que nada mantenerse tranquilos, serenos, sin ansiedad. El estrés es el primer enemigo de la fertilidad. Por otro lado es recomendable una alimentación saludable, rica en verduras y  vegetales, fuentes de vitaminas y antioxidantes que mejoran la calidad y producción de ovulos y espermatozoides.

Mantener un peso ideal acorde a la estatura: la obesidad dificulta la ovulación y la producción de espermatozoides. De igual forma el tabaquismo, alcohol y excesivo ejercicio.

Lea también: Tips para prevenir la incontinencia urinaria

Déjanos tus comentarios