Foto Referencial

Si bien no es un tema del que se hable abiertamente, la mayoría de las personas ha fantaseado alguna vez con tener ciertas experiencias sexuales. Sin importar que seamos hombres o mujeres, todos tenemos una buena idea de lo que nos gusta y nuestra mente se vale de esas preferencias para crear los escenarios más placenteros posibles. Pero además de ser un excelente ejercicio creativo, cumplir con las fantasías sexuales mejora nuestro estado de ánimo y eleva nuestra autoestima, lo que favorece nuestro bienestar general.

A pesar de todas estas ventajas, se sigue teniendo poca información acerca de su popularidad entre hombres y mujeres debido a la vergüenza que puede provocar hablar sobre ellas. Esta situación llevó a tres investigadores canadienses a conducir un estudio para revelar cuáles son las tendencias actuales y cuál género es más propenso a tener fantasías sexuales.

La Revista Fucsia de Colombia hizo un repaso sobre esta investigación para saber cuál grupo dedica más tiempo a imaginar distintos escenarios en su cabeza y cuáles son los más recurrentes en cada uno. Y para contrastar las preferencias entre ambos géneros, recurriremos también a otro artículo de este portal sobre las fantasías sexuales que se consideran más atractivas.

Foto Referencial

¿Quiénes pasan más tiempo fantaseando?

Publicado en la revista The Journal of Sexual Medicine, el estudio mencionado mostró que tanto hombres como mujeres tienen la misma capacidad para fantasear, pero los hombres tienden a pasar más tiempo recreando situaciones en base a sus propias experiencias sexuales. Esto les permite construir fantasías sexuales más complejas y con mayor cantidad de detalles.

Este trabajo fue llevado a cabo por Christian C. Joyal, Amélie Cossette y Vanessa Lapierre, profesores de la Université du Québec à Trois-Rivières, y partió de una muestra de 1.516 adultos, 799 hombres frente a 718 mujeres. El 85,1% estaban atraídos hacia el sexo opuesto, mientras que solo un 3,6% eran homosexuales.

De acuerdo con las conclusiones del equipo, “ambos sexos demostraron tener la misma tendencia a fantasear sobre tener sexo dentro de un grupo sexual, aunque se desveló que ellos son más propensos a imaginarse en un rol activo. (…) Lo contrario sucedió con las mujeres”. Por otro lado, los resultados también arrojaron que “… los hombres tienden a fantasear más sobre mantener relaciones sexuales con personas con las que no tienen una relación”.

Lea también: Las fantasías sexuales y su efecto en la salud

Foto Referencial

¿Cuáles fantasías sexuales prefieren hombres y mujeres?

Ahora, según los datos estadísticos de la investigación, las fantasías más recurrentes de acuerdo a cada grupo son:

  • Sexo con un extraño: 48,9% mujeres vs. 72,5% hombres.
  • Dominación Sexual: 64,6% mujeres vs. 53,3% hombres.
  • Intercambio con pareja conocida. 17,5% mujeres vs. 42,3% hombres.
  • Ver a alguien desvestirse sin que la otra persona lo sepa: 31,8% mujeres vs. 63,4% hombres.
  • Masturbar a un extraño: 28,0% mujeres vs. 62,4% hombres.
  • Ser orinado por la pareja: 3,5% mujeres vs. 10,0% hombres.
  • Sexo con dos mujeres: 36,9% mujeres vs. 84,5% hombres.
  • Tener sexo en un espacio público: 57,3% mujeres vs. 66,1% hombres.
  • Recibir sexo anal: 32,5% mujeres vs. 64,2% hombres.
  • Ser fotografiado o grabado mientras se tiene sexo. 31,9% mujeres vs. 43,9% hombres.
Foto Referencial

Como se puede ver, la mayoría de estas fantasías sexuales se hacen mucho más atractivas para la mente masculina. La única con mayor popularidad entre las mujeres es la dominación sexual, algo que delata un deseo de llevar la iniciativa y retomar el control dentro de sus relaciones.

Por su parte, la Revista Fucsia nos revela cuáles son otras de las fantasías que prefieren las mujeres partiendo de distintas opiniones femeninas:

  • Sexo alocado con su pareja.
  • Entre mujeres. “Para el género femenino es más común esta fantasía porque no tiene tantos impedimentos culturales como ocurre en el caso de los hombres…”, explican desde la redacción de Fucsia.
  • Sexo con un amor del pasado.
  • Fuerza y dominación.
  • Sexo oral. Se relaciona también con el deseo de dominación y de recibir el mismo trato que ellas le dan a su pareja.
  • Romance de película.
  • Sexo casual para subir el ego.
  • Ser una prostituta.

Con información de:

fucsia.co:

Lea también: #EspecialSexo Parafilia: Fantasías inusuales

Déjanos tus comentarios