Foto Referencial

El colágeno como ingrediente estrella es la proteína más abundante del organismo, que produce el propio cuerpo huma colágeno no y que se estructura en forma de fibras para aportar consistencia no solo a la epidermis, sino también al pelo, los huesos, los tendones, los cartílagos y los dientes.

Para fabricar colágeno, como para producir cualquier proteína, el organismo combina distintas unidades o aminoácidos para formar cadenas peptídicas largas. El colágeno está presente en los cartílagos de las vacas, los pollos, los puercos, las ovejas, el pavo, la ternera y también en el pescado. Los vegetales no fabrican la proteína, aunque sí aportan algunos de estos aminoácidos y varios precursores químicos involucrados en su producción. Claro que, una vez en el organismo, las proteínas contenidas en los alimentos que consumimos no van directamente a las células. El sistema digestivo se encarga de romperlas para obtener las distintas piezas que las integran y utilizarlas para construir nuevas moléculas.

Dado que el colágeno es lo que le da la elasticidad a la piel, hay que entender qué pasa con el colágeno al pasar los años. Debido que su función es asegurar que haya resistencia y firmeza en la dermis, con el paso del tiempo es lógico que esto se vaya perdiendo.

Y por mucha falta que nos haga el colágeno durante toda la vida, a partir de los 25 años, el organismo disminuye su producción, a partir de los 40 años la disminución es mucho mayor, puede disminuir hasta un 1% por año después de los 40 años. A los 70 años la perdida es de aproximadamente el 30%. Es por eso la necesidad de un suplemento que pueda ayudarnos a mantener los niveles que necesitamos de esta proteína.

Foto Referencial

Lea también: ¿Qué es dermatitis seborreica? Síntomas y causas

¿Por qué incluir colágeno hidrolizado en nuestra nutrición?

Una vez que empieza el proceso de envejecimiento en nuestro cuerpo, es importante tomar en cuenta la necesidad de incluir el colágeno como suplemento alimenticio. El cuerpo empieza a perder la elasticidad y firmeza, el pelo se parte y se cae, las uñas se rompen, los huesos se hacen más frágiles, empieza a haber dolor en las articulaciones y en los músculos, la vista se cansa o deteriora y también pueden presentarse problemas circulatorios entre otras cosas.

Lo importante es reforzar el colágeno que ya no se puede producir o el que se ha debilitado. Una de esas formas es el colágeno hidrolizado. Este suplemento alimenticio convierte el colágeno natural en un nutriente proteico soluble y totalmente asimilable permitiendo suplir ese decaimiento en su producción natural con el paso de los años.

Hay diferentes compuestos que permiten incorporar el colágeno hidrolizado. No obstante, cuando elegimos cuidar las articulaciones y la piel es importante seleccionar productos de alta calidad y con una materia prima certificada. En este sentido mi recomendación es que puedan optar por productos que han conseguido desarrollar fórmulas completas, donde el colágeno de alta absorción se complementa con otras sustancias potenciadoras de sus efectos como pueden ser las vitamina C, K y A, así como el magnesio y el ácido hialurónico.

foto Referencial

Lea también: Los edulcorantes artificiales engordan ¿Por qué?

Dra. Margarita Botero

Especialista en obesidad y medicina antienvejecimiento

Instagram: @drabotero

@energiavitalactiva

Déjanos tus comentarios