Foto Referencial

La Psicoterapeuta, Geraldine Lange brinda herramientas claves sobre cómo criar a un niño especial, y parte de que los padres deben transitar lo que califica, duelo de la discapacidad, el cual consiste en despejar dudas sobre el diagnóstico de la condición, seguido de la negación y aceptación.

“La negación a aceptar que el hijo sea especial hay que vivirlo, porque muchos padres lo reprimen y dicen expresiones como: no acepto que esto me esté ocurriendo, y es allí cuando ellos empiezan a buscar culpables, viniendo el período de ira, rabia, pasando por otra expresión: por qué a mí, y es entonces cuando la pareja empieza a desestabilizarse”, dice Lange.

Foto Referencial

Lea también: A qué se debe la caída del cabello posparto

“Felicidad se convierte en problema familiar”

Previo al parto, los padres suelen tener mucha felicidad, emoción y proyección de lo que será ese hijo, pero la situación cambia cuando muchas veces la noticia del que bebé nazca con una condición especial o médica, noticia que se recibe en el embarazo o posterior al mismo, cambiando los planes, asegura Lange, quien indica que lo que empieza como una felicidad se convierte en un problema o tragedia en parejas y familias.

“El trabajo está en los padres porque se trastoca el individuo emocionalmente, la pareja y la dinámica de la familia si hay otros hijos, es importante que los padres transiten el duelo allí está la clave para ser fuertes, para contener al niño especial y darle el bienestar que necesita”, recomienda la especialista.

Padres buscan métodos no tradicionales

Lange, señala que después viene la ira, el período en donde los padres del niño especial empiezan a buscar alternativas en la religión, métodos medicinales o no tradicionales, cualquier creencia.

Foto Referencial

Luego viene el reconocimiento, donde hay una profunda tristeza porque los padres dicen: “ya agoté todo, mi hijo sí tiene una condición”, y es allí cuando se está frente al período de aceptación, dando paso a la búsqueda de información de todas las fuentes fidedignas, indica la Psicoterapeuta.

Aceptación es reconocer la realidad de niño especial

“Cuando yo acepto puedo ser más objetivo, puedo ir la realidad y buscar a los especialistas porque la gente se pone a comparar o buscar información en lo visto en una película o internet, que muchas veces es contenido errado sobre lo que es un niño especial”, alerta Lange.

Sin embargo, dice la especialista que cuando los padres no transitan el duelo, no son incapaces de llegar a la aceptación, sobreprotegiendo al niño especial y ya de grande lo infantilizan, no lo dejan desarrollar sus capacidades, “el hijo se convierte en una carga, los papás se agotan y si hay otro niño en condiciones normales, éste se afecta porque quieren que entienda y él no está para entender”.

Ayuda profesional para descubrir potenciales

La Psicoterapeuta destaca la necesidad de buscar ayuda en especialistas que determinen cuales son las potencialidades que puede desarrollar el niño especial, a qué se debe su condición, para evitar echarse culpas.

“Cuando se descubren las potencialidades, éstas se refuerzan. Conectar con tu hijo te permitirá conocerlo, para poder decir: yo puedo hacer esto y hacer que él se desenvuelva en medio de su discapacidad”, afirma Lange.

Destaca que el niño especial no puede ser ayudante, los padres tienen que ser su apoyo y si no lo pueden manejar como pareja o padres deben ir a un psicólogo, que les ayude a unirse más, porque el hijo necesita protección, contención y amor.

Foto Referencial

La Psicoterapeuta Geraldine Lange coloca a la disposición su cuenta en Instagram @geraldine_lange y Twitter @geralange para conocer más detalles sobre este y otros temas de parejas.

Lea también: Túnel Carpiano: Enfermedad de la mano genera discapacidad laboral

Déjanos tus comentarios