Foto Referencial

Personas que se encuentran para escuchar música y bailar en espacios libres sin necesidad de acudir a fiestas, es una práctica del Ectastic Dance, conocida por ser una danza libre que “busca llevarte a conectarte con tu ser interior, con tu divinidad o en ese ser supremo al que tú le honras energía o le rezas”, explica la productora de viajes de Yoga, Ana Sosa.

La profesora de esta danza dice que las clases de una hora de duración permiten bailar de forma libre, sin coreografías al ritmo de tambores o música electrónica, sirviendo como un excelente ejercicio físico, porque se liberan muchas energías de acuerdo a lo cambiante de los  ritmos y estilos.

Danza refleja tu forma de vida

“Durante una hora de clase se coloca música que te llevará mas rápido o lento para conectarte contigo y el baile es una manera de manifestar esas cosas que queremos en la vida, la conexión con lo sagrado nuestro cuerpo”, reflexiona Ana Sosa.

También asegura que el Ectastic Dance es sano, porque esta danza es sinónimo de celebración, “si empezamos hacerlo la vida nos dará lo que atraemos, porque estaremos vibrando en lo que estamos”, dice la profesora de baile.

El Ectastic Dance nació en Big Island (Hawái) bajo la inspiración de un facilitador de cinco ritmos. Hoy en día está extendido y causa furor en buena parte de Estados Unidos y de la mayoría de las capitales de Europa.

Lea también: Rutina para fortalecer los tríceps

Déjanos tus comentarios