Foto Referencial

Una de las claves para disfrutar de la sexualidad es experimentar constantemente hasta encontrar aquello que te haga sentir placer. Y una de las maneras más efectivas para potenciar el disfrute, es probando distintas posiciones sexuales. Si bien cada quien tiene sus propios gustos, los hombres suelen preferir las posturas que favorecen el contacto visual. Existen pocas cosas más placenteras que poder contemplar el cuerpo femenino durante el sexo y, por eso, tienden a disfrutar más las posiciones en las que pueden observar plenamente los movimientos y los gestos de su pareja.

Por otro lado, los hombres también buscan sentir que tienen el control de la situación y dictar el ritmo en el que se mueven ambos, aun cuando necesariamente no sean ellos quienes estén dirigiendo el acto.

Valiéndose de las opiniones como las de la sexóloga Alessandra Rampolla, ofrecidas en su libro Juntos y revueltos… ¿Para siempre? (2012); las del sexólogo Walter Ghedin, de la periodista Emily Dubberley o las de la autora Mabel Iam, el portal colombiano Vanguardia revela cuáles son las posiciones sexuales que más disfrutan los hombres, de acuerdo con las preferencias mencionadas anteriormente:

El perrito

Para la mayoría de los hombres, la posición en la que la mujer se encuentra “en cuatro patas” siempre será una de sus favoritas. Rampolla, quien también es terapeuta familiar y presentadora de televisión, explica que “las posturas que facilitan el orgasmo masculino son todas aquellas donde el hombre tiene el control. Esto incluye la postura del perrito y todas las variantes en las que él te penetre por detrás”. Además, esta posición le facilita al hombre admirar la parte posterior del cuerpo de su pareja.

El sometido

Esta posición sexual consiste en que el hombre se acueste boca arriba y la mujer se siente encima de él, pero dándole la espalda. Al igual que en “el perrito”, esto le permite a ellos tener una visión directa la parte posterior del cuerpo femenino, en especial, de la “cola”, tal como lo pone la sexóloga. Además, cuenta Rampolla, “… para tener contacto visual, nosotras debemos girar la cabeza y asomar la mirada por encima del hombro, algo que les resulta muy sexy”.

Foto Referencial

El misionero

Si bien esta es la posición más tradicional, “… tiene con qué defenderse”, asegura Ghedin. “Por supuesto, como a todas las cosas, hay que ponerle onda, sino puede convertirse en la más aburrida e irritante. Y no vale fingir”, continúa diciendo el también médico psiquiatra, en una nota para Entremujeres del diario Clarín. Conocida por la mayoría, en esta posición la mujer está abajo con las piernas abiertas y el hombre se vuelca sobre ella, manteniendo cierta distancia para no poner todo su peso sobre ella. El atractivo de esta postura está en la libertad de movimiento que la da al hombre y el contacto visual cara a cara, lo que permite conectarse mejor con su pareja. Otras posiciones sexuales más creativas parten de esta postura inicial.

Pies al hombro

En el libro Solo quiero sexo (2006), la escritora Dubberley detalla cómo debe ser el posicionamiento para lograr una experiencia placentera: “Acuéstate boca arriba con las piernas abiertas. El hombre pone las manos bajo tus caderas y las levanta para dirigir mejor el pene hacia tu punto G. También él debe abrir las piernas, ya que así no hará presión contra sus testículos. Ahora apoya tus piernas en los brazos o en los hombros del hombre. Cuanto más alto los subas, más adentro llegará él y más dotado se sentirá. Por otro lado, esta posición también “ofrece al hombre una gran vista, ya que puede ver con toda claridad lo que está que está ocurriendo, lo que puede aumentar su excitación”, termina Dubberley.

Lea también: Descubre las diferencias entre la experiencia sexual de mujeres y hombres

Foto Referencial

El loto

Esta postura consiste en que el hombre se siente arriba de la cama y cruce las piernas. La mujer debe sentarse de frente, encima de sus muslos, abrazando con sus piernas la cintura de él. Una vez posicionados, pueden empezar los movimientos sexuales. Esta práctica también permite crear una conexión con la pareja, gracias al contacto visual cara a cara.

Posturas de pie

Estas posiciones sexuales también están entre las favoritas de los hombres. Suelen ser súper excitantes y ofrecen la sensación de control que el hombre busca, especialmente cuando la mujer está recostada contra una pared. Algo que puede hacer esta práctica aun más  interesante es hacerla cerca de algún espejo vertical, para poder observar cada movimiento.

foto Referencial

La cortesana

Esta postura requiere algo más de esfuerzo y aguante. En ella, la mujer se sienta sobre una silla o al borde de la cama, mientras el hombre se arrodilla frente a ella y la penetra por delante.

La cucharita

Esta es otra de las posiciones sexuales más populares. La mujer se coloca de costado, con las rodillas formando un ángulo de 90 grados y el hombre se acuesta de la misma forma detrás de ella. En  su libro El amante perfecto (2003), la autora Mabel Iam explica que “la penetración puede ser vaginal o anal, según lo disponga la pareja. Si los movimientos son suaves y coordinados, y la penetración lenta y profunda, los cuerpos se fusionan como piezas de rompecabezas. La posición refuerza la fricción del clítoris, reconfortante y gustoso para ella y tremendamente excitante para él”.

Foto Referencial

La mujer arriba

En esta postura el hombre se acuesta boca arriba y la mujer se sienta encima, esta vez,  mirándolo a los ojos. Es ideal para que la mujer alcance el orgasmo y, a la vez, le permite al hombre detallar todos los gestos de placer de su pareja.

En otros de los libros de Alessandra Rampolla, Sexo… ¡¿y ahora qué hago?! (2006), la sexóloga comenta por qué es una de las posiciones sexuales más practicadas: “Para el hombre resulta una buena posición porque puede relajarse y disfrutar por completo del placer generado en su cuerpo y porque provee gran estimulación visual para él, pues está en primera fila para disfrutar del cuerpo desnudo de su pareja”.

Con información de:

vanguardia.com

Lea también: 9 mitos del sexo que dominan a hombres y mujeres

Déjanos tus comentarios