Foto Referencial

La creencia que infecciones consideradas “banales” como las urinarias, piel y estafilococo (bacteria que puede contaminar casi cualquier parte del cuerpo), no son mortales para una persona, distan de la realidad, pues el afectado podría sufrir una sepsis por shock séptico.

La médico Infectólogo y jefe de Servicio del Hospital Universitario de Caracas, María Eugenia Landaeta explica que una sepsis por shock séptico es una enfermedad causada por una respuesta exagerada del organismo ante una infección, pues no toda contaminación puede generar la patología, debido que se puede tener una infestación en pulmón, piel, riñones y no tener sepsis.

“Hay personas que su sistema inmunológico actúa severamente a una infección y empiezan a tener manifestaciones sistémicas como una tensión baja, presentando taquicardia, dificultad para respirar, fiebre alta, escalofríos o tratamiento por alguna condición mental”, indica Landaeta.

Foto Referencial

Lea también: Vapeo puede causar convulsiones y problemas neumológicos

“Infecciones siempre pasan a la sangre”

Asegura que si una persona es portadora de alguna bacteria atribuida a cualquier enfermedad, puede pasar a la sangre generándose una infección severa, porque está comprobado que en el 100% de los casos el virus pasa al torrente sanguíneo, requiriendo la hospitalización del paciente.

“La sepsis en etapa inicial cuando no es tratada y pasa a la avanzada, cae la tensión arterial de manera significativa, por lo que se procede a aplicar terapia intensiva con ventilación mecánica y medicamentos que ayuden a aumentar la tensión arterial de soporte vital”, indica Landaeta.

Sepsis suele ser confundida con otras patologías

Entonces, ¿por qué se da la sepsis?, pregunta la especialista, quien explica que las bacterias en evolución causan infecciones que pasan a la sangre, sucediendo fenómenos inmunológicos que desencadenan la contaminación llegando al hipotálamo del cerebro, ocasionando fiebre alta y fuertes escalofríos, desencadenando la liberación de sustancias químicas por células especializadas en inmunología.

La reconocida médico Infectólogo de uno de los principales hospitales públicos del país, afirma que no es fácil llegar al diagnóstico de una sepsis por shock séptico, ante la existencia de criterios típicos como fiebre alta y escalofríos, que pudiesen atribuirse a múltiples enfermedades como el dengue, paludismo,  neumonía o crisis asmática.

Foto Referencial

Ante sospecha debe iniciarse antibioterapia

Dice que la detección de esta patología debe ser analizada por un médico ante su sospecha, porque los criterios van cambiando, “antes decías que los síntomas de taquicardia, aumento de la respiración, incremento de leucocitos que son los glóbulos blancos en la sangre y el ascenso de proteína en fase aguda, era un claro diagnóstico de una posible sepsis, pero no necesariamente es así”, agrega Landaeta.

“Mientras más tardíamente se haga del diagnóstico, el pronóstico se ensombrece”, alerta Landaeta, quien argumenta que inclusive cuando el médico sospeche o no este seguro que el paciente tenga una sepsis debe iniciar tratamiento de antibioterapia inmediatamente, porque las primeras horas de la infección son vitales ante posibles complicaciones.

“El paciente puede complicarse y más difícil será recuperarlo, pasando a terapia intensiva. Esto sucede con frecuencia que no consultan su cuadro clínico ante una infección, se confían y llegan a los hospitales en avanzado estado de contaminación, por eso la persona cuando se sienta mal debe acudir lo más pronto posible a su médico, quien determinará si realmente se trata de una sepsis o no”, concluye Landaeta.

La médico infectólogo coloca a la disposición la cuenta de Instagram de la Sociedad Venezolana de Infectología para mayores detalles sobre este tema y otros de interés @svinfectologia.

Foto Referencial

Lea también: La hiperglucemia, cómo bajar los niveles de azúcar en la sangre

Déjanos tus comentarios