Foto Referencial

Todos queremos que nuestra dieta sea lo más saludable posible. Para lograr esto debemos familiarizarnos con los términos de nutrición que se utilizan para presentar distintos alimentos. Conocer su valor nutricional y sus posibles efectos en nuestro organismo es clave a la hora de adquirir los productos que más nos convienen. Pero para llevar una vida sana también es necesario cumplir con otras pautas, por lo que debemos tener claros varios conceptos.

Con el fin de facilitarnos esta información, el portal Vitónica publicó un artículo con algunas de las palabras más comunes para referirse tanto a las particularidades de los alimentos y sus propiedades, como a los hábitos que debemos adoptar para mejorar nuestra salud. Este glosario de términos de nutrición, escrito por Santiago Campillo, tiene tres apartados:

Foto Referencial

Particularidades de los alimentos y sustancias añadidas

Cada producto alimenticio cuenta con unas características particulares. Para describirlas detalladamente se suele recurrir a la siguiente terminología:

·         Alimentos naturales

Estos son los alimentos que provienen directamente de la naturaleza y no pasan por ningún proceso que altere su composición original. Estos pueden ser de origen vegetal, como las frutas, las verduras, las legumbres y los frutos secos, o de origen animal. En el momento en el que se cocinan pasan a ser alimentos procesados debido al cambio en sus propiedades.

·         Alimentos procesados

Estos son aquellos que se someten a algún proceso de alteración en su composición natural, bien sea para facilitar su digestión, modificar su sabor o alargar su vida agregándole distintos aditivos. Estos se dividen en:

  • Procesados buenos. Estos son los alimentos que pasan por procedimientos ligeros que tratan de respetar sus propiedades nutricionales y añaden la menor cantidad de sustancias.
  • Ultraprocesados. Por otro lado, los productos ultraprocesados son aquellos que han sufrido un tratamiento que modifica en gran medida su naturaleza. A estos se les añaden o quitan sustancias para cambiar su sabor, su estructura y su duración. Muchas veces pierden sus propiedades nutricionales y su biodisponibilidad, el alcance esperado de sus efectos, como consecuencia de los procesos industriales.

·         Bio o eco

Estos dos términos de nutrición se utilizan para referirse a los productos de la naturaleza. Si bien no tienen ninguna diferencia significativa con la el término “natural”, estos se utilizan dentro de la industria alimenticia para distinguir estos alimentos de los que son procesados. Suelen ser etiquetados como alimentos ecológicos o bio.

·         Light

Este término se empezó a usar a partir de la entrada de los edulcorantes no calóricos. “Light” hace referencia a los productos bajos en azúcares y grasas que se usan para sustituir, supuestamente, estas sustancias por otras que aporten menos calorías. De acuerdo con los expertos en nutrición, su aporte en nuestra salud es algo debatible.

·         Aditivos alimentarios

Estas son sustancias que se añaden en los alimentos con el objetivo de darles cierta consistencia, sabor y conservarlos por más tiempo. Los aditivos pueden ser de origen natural o artificial, pero todos deben ser regulados.

·         Conservantes

Dentro de esos aditivos están los que tienen la finalidad de asegurar la salubridad de un producto. Estos evitan infeccionesproblemas microbiológicos en los alimentos perecederos.

·         Alimentos seguros

Se les conoce como alimentos seguros a aquellos que son aptos para el consumo de acuerdo con los valores y rangos de tiempo determinados por la industria. Estos deben  ser aprobados por las autoridades de seguridad alimentaria para garantizar que no produzcan ningún efecto adverso en nuestro organismo. Sin embargo, no todos los alimentos seguros son buenos para la salud a largo plazo. Este es el caso de los alimentos procesados y algunos aditivos.

Foto Referencial

·         Alimentos saludables

Estos son aquellos que contribuyen a mejorar nuestra salud. Tal como acabamos de comentar, no porque un alimento se considere seguro significa que este produzca efectos positivos en nuestra salud. Es por eso que muchos productos procesados no deberían incluirse en una dieta sana.

·         Suplementos alimenticios

Estas son sustancias que se toman por fuera de la dieta regular para solucionar deficiencias nutricionales causadas por la alimentación. El suplemento más conocido es la vitamina B12. Sin embargo, Campillo alerta que no todos están bien regulados o son útiles.

·         Complementos alimenticios

No existen muchas diferencias entre los suplementos y los complementos alimenticios. De acuerdo con la regulación en Estados Unidos, los complementos no se utilizan necesariamente para solucionar algún déficit, sino para aumentar el efecto de otro alimento o sustancia. En este sentido, sirven más para reforzar la dieta que para suplementarla, asegura Campillo.

Lea también: Nutrigenética, el aporte de la biología molecular en nuestra nutrición

Foto Referencial

Términos sobre las propiedades de los alimentos

Ahora, los términos de nutrición que se utilizan para describir las propiedades inherentes de cada alimento son:

·         Macronutrientes

Se conoce con este nombre a las grasas, proteínas y glúcidos (azúcares). Se denominan macronutrientes porque son los componentes que aportan mayor energía dentro de nuestra dieta. Además, están presentes en mayores cantidades que el resto de nutrientes.

·         Micronutrientes

Del otro lado encontramos a los micronutrientes que, como su nombre revela, están presentes en menos cantidades que otras sustancias. Pero esto no significa que su aporte menor, en absoluto. Sufrir una deficiencia de estos minerales, oligoelementosvitaminas, entre otros puede tener fuertes consecuencias para nuestra salud.

·         Fibra alimentaria

Es la parte comestible de las plantas. Esta sustancia puede ser soluble o insoluble y es una parte fundamental de nuestra dieta. Se recomienda consumir en mínimo de 25 gramos al día para mejorar el tránsito en los intestinos y proteger la flora intestinal. Al mismo tiempo, la fibra ayuda a mantener un peso ideal.

·         Azúcares

Se conoce con este nombre genérico a todos los glúcidos. Campillo explica que “entre los azúcares encontramos los energéticos como la fructosa, la glucosa, la galactosa, la lactosa… estas son moléculas de azúcar simple (como la glucosa) o combinaciones de estas (la sacarosa es una mezcla de fructosa y glucosa)”.

·         Azúcares libres

Por su parte, los “azúcares libres” son todos los monosacáridos, azúcares simples; y disacáridos, los compuestos por dos monosacáridos; que incluyen los azúcares refinados de caña, remolacha y maíz que se añaden a los alimentos. Estos no están asociados al resto de componentes biológicos.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, los azúcares simples contribuyen con la densidad calórica total de las dietas, poniendo en riesgo su calidad al aportar muchas calorías sin ningún tipo de nutrientes. Estos también contribuyen con el desarrollo de enfermedades como la obesidad, las caries y alteran los niveles de glucemia al no permitir una absorción óptima de la glucosa, lo que puede llevar al padecimiento de la diabetes.

·         Edulcorantes no calóricos

A diferencia de los azúcares, los edulcorantes no calóricos producen un sabor dulce sin aportar mucha energía. Esto se debe a su composición química. Los más famosos son el aspartamo, el ciclamato o la sacarina.

Foto Referencial

Conceptos sobre la vida saludable

Por último tenemos que hablar de las actividades que favorecen nuestro bienestar. Para llevar un estilo de vida saludable conviene familiarizarse con ciertas nociones surgidas de una infinidad de estudios en los campos de la salud y la nutrición. Sin embargo, Campillo advierte que estas aun se siguen ampliando:

·         Vida saludable

La vida saludable se basa en la práctica de actividades que beneficien a nuestra salud. Numerosas investigaciones médicas han comprobado que adoptar hábitos saludables alarga la esperanza de vida y mejora su calidad. A diferencia de las dietas y los tratamientos específicos, llevar un estilo de vida saludable es un cambio “fundamental, natural y progresivo, afirma Campillo, que nos puede llevar un tiempo para desarrollar.

·         Hábitos saludables

Entre los hábitos que se deben adquirir para mantener una vida saludable destacan la hidratación adecuada, una mejor alimentación y el incremento del esfuerzo físico:

  • Buena alimentación. Es fundamental incorporar más fibra a nuestra dieta y menos o nada de azúcares añadidos y grasas saturadas. Para lograr esto se recomienda comer más frutas, verduras y legumbres, reducir el consumo de productos animales y evitar por completo los alimentos ultraprocesados.
  • Realizar actividades físicas. Además de la nutrición, tener un estilo de vida sano depende en gran parte de la cantidad de actividad física que realicemos diariamente. Esto no solo hace referencia al ejercicio sino al esfuerzo físico que suponen nuestras actividades diarias.
  • Hacer ejercicio regularmente. El ejercicio, por su parte, se trata de una actividad de intensidad media o alta. Puede ser un entrenamiento regular o esporádico, pero siempre requiere de cierta intensidad. La Organización Mundial de la Salud sugiere hacer cualquier tipo de ejercicio varias veces por semana no solo para mejorar nuestra condición física, sino para prevenir distintas enfermedades peligrosas, como la diabetes, la obesidad y los problemas cardiovasculares.

Con información de:

vitonica.com

Lea también: La reeducación nutricional es vital para combatir la obesidad y el sobrepeso

Déjanos tus comentarios