Foto Referencial

Escuchar la palabra poliamor cada vez se hace más frecuente en la sociedad mundial, y es que el número de personas que establecen este tipo de amor o tendencia amorosa es mayor con el pasar de los días. Son muchas las parejas que dejan a un lado la monogamia y la rutina para establecer este tipo de “relación abierta”, que pese a lo que se cree, puede traer mucha felicidad emocional y sexual.

De acuerdo al portal lasillarota, el poliamor o una relación poliamorosa “consiste en relacionarse afectiva y eróticamente con varias personas al mismo tiempo, siempre con el consentimiento de todos los que están involucrados”.

Entender cómo vivir el poliamor puede convertirse en un camino caótico e incierto, pero cuando las bases de esta relación están conformadas por la honestidad y la sinceridad puede convertirse en algo realmente fascinante, esto según los expertos y quienes han podido experimentarlo al 100%.

Foto Referencial

Lea también: Polos iguales se atraen

El poliamor está en el aire

La universidad de Guelph en Canadá publicó un estudio en el que aseguró que entre el 3 y el 7 por ciento de los habitantes de América del Norte mantienen una relación de consensuada, no monógama. Es decir, tiene un tipo de libertad sexual y emocional con más personas, lo que no los convierte en infieles porque todas las partes están al tanto.  

Jessica Wood, autora principal de la investigación comentó, que este tipo de relaciones van en aumento, ¿las razones?, muchas, ya que en la actualidad las personas esperan más de sus parejas. “Queremos tener satisfacción sexual y entusiasmo, pero también apoyo emocional y financiero. Intentar satisfacer todas estas necesidades puede ejercer demasiada presión”, explicó. Es por ello que en el poliamor se busca reducir el estrés que generan las relaciones monogamias y optar por las relaciones consensuadas.

Por su parte, la psicóloga de la Universidad de Chile, realizó una investigación que tituló como “cuerpos poliamorosos”, en la que trata de comprender y conocer cómo son o como se están relacionando las personas que concretan citas por medio de aplicaciones tinder o grindr.

“Las prácticas poliamorosas son formas diversas de vivir las relaciones sexoafectivas que llaman nuestra atención pues escapan de las instituciones sociales tradicionales como las parejas y familias, que se guían explícitamente por un modelo patriarcal y heteronormado. Es decir, las prácticas poliamorosas escapan del ‘cada oveja con su pareja’ y ‘cada hombre con su mujer’ para desordenar un poco el gallinero y traer más posibilidad de relacionarnos”, comentó.

¿Ser poliamoroso?

La mayoría de las personas cuando leen sobre dicha tendencia se preguntan si pueden llegar a hacer poliamorosos, por lo que los psicólogos consideran que todas las personas están aptas y si la pueden mantener, sin embargo, como Andrea Gómez, especialista en terapia de pareja y sexualidad, sostiene que las personalidades más idóneas para vivir el poliamor son aquellas de mentalidad abierta y sin apegos de ningún tipo, incluyendo las culturales, morales y religiosas.

Foto Referencial

Consejos para tener una relación poliamorosa

Si deseas aventurarte en este tipo de relaciones, te sugerimos antes leas estos consejos que entregan los expertos en la materia.

La honestidad es el pilar de una relación poliamorosa

Cuando se habla de una buena comunicación en el poliamor, significa decir la verdad sobre quiénes somos, sobre nuestras necesidades y límites, con honestidad y precisión. Un diálogo que implica autoconocimiento, empatía y compasión. “Habitúate a la franqueza y a la honestidad con las personas que te rodean y es probable que descubras que no necesitas esforzarte para comunicarte con tus amantes, sino que se convierte en algo automático”, recomiendan Franklin y Eve, autores  del libro Más allá de la pareja.

Debe haber un consenso entre las partes involucradas

Para Carolina Fuenzalida, no se puede iniciar una relación poliamorosa sin antes poner en contexto a todos los involucrados. Es importante sobre todo hablar de los límites que se tendrán: “¿Cómo se resguardará el contagio de enfermedades sexuales y la anticoncepción? ¿Se comunicarán todos los vínculos sexo-afectivos que existan con otras personas? ¿Tendrá mayor jerarquía una relación sobre la otra? Son algunas de las preguntas que tienen que hacerse. Existen un sinfín de acuerdos posibles al crear una relación poliamorosa, generalmente estos tienen relación con los temas de salud, comunicación y jerarquía”.

La valentía es fundamental para comunicarse

Hablar de los sentimientos incluso cuando se  tenga miedo a ello es fundamental en este tipo de relaciones. La clave está en darle a las parejas la libertad de explorar nuevas relaciones incluso cuando tenga miedo al abandono.

Foto Referencial

“Para ser auténticamente poliamoroso-vas a tener que transitar por el camino de la incomodidad. Debes saber que experimentarás celos y que ese será un problema tuyo y no de ella. Así que permítete ser vulnerable. No tengas miedo de mostrar tus sentimientos y necesidades y supéralos. Al final verás que el amor verdadero es querer que tu pareja tenga lo que desea, tanto si te parece bien como si no”, indicó  Shama a Strauss.

El compromiso sí existe en el poliamor

Pero no la exclusividad ni sexual ni sentimental. La sociedad nos ha enseñado a ver el compromiso solo en la exclusividad sexual, una mirada que le resta importancia a todas las otras maneras de comprometerse mutuamente. Poliamor no es lo mismo que poligamia, que significa tener varios cónyuges (…) Las relaciones poliamorosas son relaciones, con momentos buenos, momentos malos, problemas que resolver, comunicación”, comentaron Franklin y Eve.

Hay que ser éticamente poliamoroso

Por naturaleza, los humanos  cometemos errores, y muchas veces sin querer herimos a los demás, en una relación de poliamor hay que estar más consciente de los actos, es decir, causa y efecto.

“Tratar a la gente con empatía, integridad y respeto, sin importar qué papel tienen en nuestras vidas, es algo que creemos que tiene una importancia fundamental en unas relaciones felices y sanas”, concluyeron los autores del libro.  

Lea también: Liposucción y lipoescultura ineficaces para perder peso

Con información de: www.latercera.com y www.semana.com

Déjanos tus comentarios