Foto Referencial

Un estudio sobre las relación entre padres e hijas por la Universidad de la Escuela de Negocios de Harvard, en Estados Unidos, concluyó que tener una hija favorece más la vida del hombre, ya que lo convierte en mejor esposo, mejor jefe e incluso, podría hacerlo más longevo.

Básicamente, según esta investigación tener una heredera puede facilitar en los hombre la comprensión de manera más sencilla al género femenino.

Ser padres, indistintamente del sexo, es uno de los momentos más felices que puede vivir cualquier persona. La presencia de un ser que depende completamente de otro para enfrentar la vida representa una motivación diaria que no fácilmente puede ser superada.

Sin embargo, este estudio, si el bebé recién llegado es una niña el papá intensificará su estado de sensibilidad ampliada que ha llegado a su vida.

Para llevar a cabo la investigación se colocaron dispositivos para analizar las interacciones de los padres con sus hijas e hijos, lo cual permitió conocer que los papás de niñas dedican alrededor del 60 por ciento más de atención a las niñas que a los niños. Igualmente, hablaron más sobre emociones como la tristeza con ellas y les cantaron canciones; es decir, expresaron más sus sentimientos.

Foto Referencial

Lea también: ¿Cuándo es conveniente acudir a terapia familiar?

Hablan los expertos…

El psicoterapeuta, Phillip Hodson, indicó que “un hombre tiene que aprender un guion diferente cuando tiene una hija”. Por lo que considera que si los padres pueden engancharse en luchas de poder físico con sus hijos varones, en el caso de las hijas pueden aprender a negociar con ellas.

Por su parte, la psicóloga familiar Emma Citron, asevera que cuando un hombre tiene una hija aprende mucho más sobre lo que significa ser mujer, ya que esa pequeña vulnerable confía totalmente en él y le hace cambiar su perspectiva y salir de las normas masculinas con las que ha sido educado.

Asimismo, el estudio publicado en el American Journal of Human Biology, señaló que la esperanza de vida de los hombres aumenta en un promedio de seis meses por cada hija que tienen, mientras que tener hijos no significó diferencia alguna. Esto tal vez se deba a que las mujeres son más atentas para encargarse de sus padres en la vejez que los hombres.

Otra diferencia apreciada en los padres con hijas fue que los ejecutivos varones se vuelven más generosos en el salario con sus trabajadores y presentan menor tendencia a realizar recortes de personal. En concreto, la Universidad de Aalborg, en Dinamarca, encontró que si el primer hijo de un jefe masculino es una niña, la brecha salarial entre hombres y mujeres se reduce en un 2.8 por ciento.

Foto Referencial

Por su parte, la toma de decisiones de los padres puede ser influida por el género de sus hijos, por lo cual los empresarios pueden ser más asertivos e incluso adoptar políticas corporativas socialmente responsables con más facilidad, o preferir iniciativas más liberales y en pro de la igualdad, en caso de ser políticos.

Para finalizar, el estudio también encontró que si las niñas tienen una buena relación con su padre vivirán relaciones más sanas con los hombres a lo largo de su vida, también tendrán mayor autoestima e incluso bienestar y salud.

Lea también: Errores comunes que cometen los padres con hijos adolescentes

Con información de: www.okchicas.com

Déjanos tus comentarios