Foto Referencial

Recientemente, en A Tu Salud La Revista conversamos sobre la pérdida de grasa abdominal. Cada día son más las personas comprometidas con el bienestar de su cuerpo, pero para nadie es un secreto que la grasa acumulada en esa zona es una de las más difíciles de remover. Esto se debe a que nuestro organismo prefiere quemar los lípidos de otras partes del cuerpo para obtener energía, antes que los del área abdominal.

Son muchos los factores que pueden influir en la acumulación de grasa, como las malas posturas, comer mal y mantener un estilo de vida sedentario. Otros aspectos que pueden incidir son los problemas de tiroides y otras alteraciones hormonales como la menopausia, un proceso que ralentiza el metabolismo.

Ahora, perder grasa corporal es posible siempre que sigamos buenos consejos y pongamos todo nuestro empeño en modificar algunos hábitos diarios, como la alimentación y la actividad física. Como bien sabemos, la disciplina es una de las principales claves para lograr todas nuestras metas y es especialmente necesaria a la hora de mejorar nuestra salud.

Apoyándonos en la información de un artículo del portal Mejor Con Salud, redactado por Daniela Castro y verificado por el doctor José Gerardo Rosciano Paganelli, compartiremos tres recomendaciones que no solo aseguran, sino que aceleran la pérdida de grasa abdominal:

Foto Referencial

1-. Empezar el día con un buen desayuno y ejercicio

Iniciar el día con una rutina suave de ejercicios y con una comida alta en fibra es la estrategia más efectiva para empezar a controlar la formación de grasa. Aun cuando parezca algo muy básico, estas simples acciones activan nuestro metabolismo y nos ayudan a liberar todo aquello que nuestro organismo ya no necesita, desde las toxinas hasta la grasa acumulada en el abdomen.

Algunas personas piensan, erróneamente, que dejar de desayunar contribuye con la eliminación de grasa abdominal. Pero, por el contrario, saltarse la primera comida del día solo retrasa nuestro  metabolismo y dificulta la quema de sustancias grasas. Además, tal como mencionamos al principio, cuando ayunamos nuestro cuerpo recurre a la grasa de otras zonas, como la del hígado, antes que a la del abdomen.

Para acelerar este proceso no solo debemos cuidar el desayuno, sino tener una dieta balanceada a lo largo del día, compuesta por frutas, verduras, cereales y agua. También es conveniente probar alimentos termogénicos, con moderación claro está, como la canela, la pimienta o el jengibre, entre otros.

Del lado de la actividad física, debemos combinar ejercicios cardiovasculares, como  caminar, trotar, ir en bicicleta, saltar la cuerda o bailar, con ejercicios de tonificación. Lo ideal es empezar el ejercicio antes del desayuno, porque así nuestro cuerpo trabajará con las calorías acumuladas y no con unas adicionales.

Por otro lado, realizarse masajes alrededor del ombligo con movimientos circulares y usando alguna crema adelgazante o anticelulítica también puede ayudar a acelerar la pérdida de grasa abdominal.

Foto Referencial

Lea también: ¿Cómo la reserva grasa del hígado provee energía durante el ayuno?

2-. Cuidar la última comida del día

Otro método eficaz para quemar la grasa alojada en el abdomen es vigilar los últimos alimentos que consumimos en el día. Cuando dormimos nuestro metabolismo no se encuentra tan activo como lo está durante el día, por lo que no trabaja en quemar la grasa abdominal. Entonces, si lo último que comemos son alimentos ricos carbohidratos  y grasas, estamos contribuyendo a su acumulación.

En su lugar, debemos preparar comidas ligeras y balanceadas que faciliten la digestión y eviten que nuestro organismo almacene demasiadas sustancias grasas. Lo más recomendable es comer, al menos, 3 horas antes de irnos a dormir.

3-. Hacer ejercicios abdominales

Tal como dijimos, los ejercicios cardiovasculares tienen que complementarse con trabajos localizados y de tonificación. Incorporar el ejercicio abdominal es otra de las claves para acelerar la pérdida de grasa en esa zona tan complicada.

Los pasos para realizar ejercicios básicos de abdominales son:

  • Con la espalda apoyada sobre un colchón o una bola de ejercicios, poner las manos detrás de la cabeza, flexionar las rodillas y colocar los pies bien apoyados en el piso.
  • Adoptando dicha posición, levantarse lentamente usando nuestros músculos abdominales mientras presionamos la parte baja de la espalda contra el piso.
  • Luego bajar despacio, tomando aire, y repetir el proceso de 20 a 25 veces, con  descansos de 90 segundos entre las series.

Lo ideal es tratar de completar 2 o 3 series más, de 20 a 25 abdominales también.

Foto Referencial

No se trata solo de quemar la grasa, sino de prevenir su acumulación

Por último, tenemos que advertir que nuestra prioridad no es solo eliminar la grasa abdominal que se ha acumulado con el tiempo, sino prevenir que se siga formando. Para lograr esto debemos evitar alimentos procesados, cuyos componentes adictivos y poco saludables promueven una mala alimentación; bajar el consumo de alcohol, y cuidar el consumo de sal, el cual puede llevarnos a retener líquidos.

Con información de:

mejorconsalud.com

Lea también: Aunque no lo creas, la grasa abdominal tienen sus beneficios

Déjanos tus comentarios