Foto Referencial

La estética dental cobra relevancia en estos tiempos, donde no tener armonía bucal supone problemas psicológicos, y más si no son atendidos a tiempo los accidentes dentales, que pueden generar traumas tanto en niños como adultos.

El especialista en Endodoncia, Luis Felipe Jiménez Rojas explica que los traumas bucales pueden ser controlados si se sabe atender la emergencia, que significa salvar la pieza dental dentro de las primeras horas del incidente a través de un odontólogo infantil o endodoncista.

Niños son los más vulnerables

Los niños pequeños son más propensos a tener accidentes dentales que requieren la atención de profesores y padres, “si no se atiende rápido y adecuadamente las consecuencias pueden ser nefastas en niños, quienes son los más vulnerables a tener traumatismos bucales, porque se empujan jugando y fácilmente pueden sufrir una fractura bucal”, asegura el experto.

Explica el endodoncista que tras sufrir un incidente bucal es normal que el diente afectado se pigmente de color negro, debido que el nervio compuesto por vasos sanguíneos se necrosa (oscureciéndose), donde se evaluará la vitalidad del diente para posiblemente emplear tratamientos de conducto o endodontico para evitar lesiones periapicales, inflamaciones o dolores agudos.

Foto Referencial

Para salvar al diente, dice el especialista, se debe conseguir la pieza y colocarlo en el alveolo, si está sucio lavarlo con agua y tratar de reposicionarlo e ir al odontólogo lo más pronto posible, porque de la prontitud con la que se trate el accidente depende el tratamiento a preservar la vitalidad dental.

Lea también: Zapatos planos y altos generan desbalance y lesiones cervicales

Limpiar la pieza parcialmente

El endodoncista recomienda “controlar la calma, si se fracturó la pieza evitar que se salga completamente de su boca y reservarlo no hay que limpiarlo completamente”.

En el caso de los dientes temporales en niños, dice no es problema si es de leche, porque se hace lo que se denomina intrusión, es decir, se coloca dentro del hueso, pero podría afectar al diente permanente si lesiona el germen de la pieza, porque puede cambiarlo estética, anatómica y funcionalmente.

Si la situación ocurre en los adultos donde se presente la avulsión dental (caída de un diente temporal o definitivo), que implique que la pieza se salga de la boca del alveolo, la manipulación del caso es distinta, porque indica el experto, el éxito de cómo se arregle el diente dependerá en la primera hora de atención.

La evaluación a largo plazo de los dientes traumatizados debe hacerse los primeros mensuales, luego semestral y hacer seguimiento anualmente, por un periodo de cinco años, porque “la vitalidad del diente no va morir inmediatamente después del traumatismo sino con el pasar de años”, puntualiza Jiménez.

Foto Referencial

El también profesor universitario invita a quienes deseen conocer más sobre el trauma bucal y otros temas relacionados comunicarse con su cuenta en Instagram @luis_felipe_jimenez.

Déjanos tus comentarios