Foto Referencial

Especialistas recomiendan a todos los padres de familia y tutores legales hacer que sus hijos varones o mujeres completen tres dosis de la vacuna contra el VPH (virus de papiloma humano) antes de cumplir los 13 años  y quienes tengan entre 13 y 17 años completen la serie lo antes posible para evitar complicaciones de la enfermedad de transmisión sexual.

Los adolescentes deben hablar con sus asesores médicos sobre las ventajas de la vacuna contra el VPH, mientras que los hombres jóvenes hasta los 21 años y  en el caso de las mujeres hasta 26 que no recibieron vacuna durante la adolescencia ni preadolescencia  deben completar la dosis de la vacuna con VPH a fin de protegerse.

Foto Referencial

Lea también: Uso de hormonas de testosterona para mejorar el cáncer de próstata

Vacuna avalada por la OMS

La vacuna contra el VPH es una herramienta fundamental en la prevención del cáncer de cuello uterino, cáncer de ano, orofaringe (parte media de la garganta) y otros canceres genitales.

La seguridad de la vacuna contra el VPH ha sido probada y autorizada por la comité consultivo mundial de las vacuna de la Organización Mundial de la Salud, aunque lamentablemente es un recurso subutilizado.

Por lo que esta vacuna contra el VHP, presenta varios obstáculos que deben superarse para mejorar las tasas de vacunación como la falta de recomendaciones contundentes por parte de los medios de comunicación, médicos y comprensión de los padres de familia hacia la concientización de que la vacuna protege contra varios tipos de cáncer.

En Estados Unidos al menos del 40% de las niñas y 21% niños reciben las tres dosis recomendadas, mientras que en otros países la vacuna contra el VPH es poca conocida o aplicada.

Foto Referencial

¿Qué es el VPH?

VPH significa “virus del papiloma humano”. Es la infección sexualmente transmitida más común que existe. Por lo general, el VPH es inofensivo y desaparece espontáneamente, pero algunos tipos pueden provocar verrugas genitales o cáncer.

Existen más de 200 tipos de virus del papiloma humano (VPH). Alrededor de 40 tipos pueden infectar el área genital (vulva, vagina, cuello uterino, recto, ano, pene y escroto) así como la boca y garganta. Estos tipos de VPH se propagan durante el contacto sexual.

VPH es más común de lo que se cree

Las infecciones genitales por VPH son muy comunes. De hecho, casi todas las personas sexualmente activas se contagian con el VPH en algún momento de su vida. La mayoría de las personas con VPH no tienen síntomas y se sienten perfectamente bien, por lo que generalmente si ni siquiera saben que están infectadas.

Foto Referencial

La mayor parte de las infecciones genitales por VPH son inofensivas y desaparecen solas. Sin embargo, algunos tipos de VPH pueden provocar verrugas genitales o ciertos tipos de cáncer.

Dos tipos de VPH (los tipos 6 y 11) causan la mayoría de los casos de verrugas genitales. Las verrugas no son nada agradables, pero son causadas por un tipo del VPH de bajo riesgo, ya que no provocan cáncer ni otros problemas graves de salud.

Al menos una docena de tipos de VPH pueden provocar cáncer, si bien dos en particular (los tipos 16 y 18) son los causantes de la mayoría de los casos. A estos se los denomina VPH de alto riesgo. El cáncer cervical es comúnmente asociado al VPH, pero el VPH también puede causar cáncer en vulva, vagina, pene, ano, boca y garganta.

Existen vacunas que pueden prevenir el contagio de ciertos tipos de VPH para siempre. Los casos de alto riesgo del VPH pueden ser tratados fácilmente antes de que se conviertan en cáncer, por lo que es muy importante hacerse exámenes del VPH y citologías vaginales regularmente. Si bien los condones y las barreras de látex bucales no ofrecen una protección perfecta, pueden ayudar a disminuir las probabilidades de contagio del VPH. 

Con información de www.plannedparenthood.org

Lea también: Traumas bucales pueden generar problemas psicológicos

Déjanos tus comentarios