foto referencial

Estudios de distintas sociedades científica rechazan el uso de los vaper como terapia de cesación tabáquica, porque aseguran estos dispositivos pueden causar problemas neumológicos y neurológicos, como convulsiones.

Para la Neumólogo Lérida Padrón, el uso de los vaper se ha popularizado por “moda”, atribuyéndole terapia de sustitución de nicotina, bajo la falsa creencia que el uso de esencias químicas no son dañinas para la salud.

Explica que el uso de estos dispositivos que producen vapor viene generado por una resistencia (batería) que calienta el contenido de la sustancia, calificándose la técnica como “vapear”, es decir, inhalar el vapor de los cigarrillos electrónicos.

Industria tabacalera detrás de los vaper

“En esos componentes se encuentra la nicotina, saborizantes a base de propilenglicol, pudiendo contener glicerina vegetal que al calentarse en el vaper, produce vapor, siendo altamente perjudicial”, alerta Padrón.

Asegura que detrás de estos aparatos están supuestos “productores independientes”, que realmente pertenecen a la industria tabacalera, quienes creen en la premisa de “te adaptas a los nuevos tiempos o pierdes”, indica la doctora.

“Hace un par de semanas la FDA, la Oficina de Alimentos y Drogas de Estados Unidos, hizo una advertencia porque comenzaron aparecer casos de convulsiones post uso de estos vaper”, asegura Padrón.

Foto Referencial

Lea también: Crea hábitos de Felicidad con estos consejos

“Vaper´s tienen metales pesados”

Insiste en que la Organización Mundial de la Salud, OMS,  en la voz de los representantes de la Fundación para un Mundo Libre de Humo, ha considerado estos productos como tóxicos, porque “no solo es vapor de agua como se pretende ver, hay marcas de estos cigarrillos electrónicos que liberan formaldehído y aunque los defensores digan que no, tienen metales pesados, cromo, zinc, que son nocivos y tóxicos”, denuncia la neumólogo.

Afirma que algunos vaper liberan formaldehído, inclusive a mayores niveles que el cigarrillo convencional.

Los cigarrillos electrónicos, dice Padrón fueron creados en el año 2004 por un ex farmaceuta chino para sustituir tabaquismo, sin embargo el uso de los dispositivos a partir de esa fecha no tienen basamento científico, porque no hay estudios que los respalden como terapia sustitutiva.

Justifican uso por ser “menos nocivos”

“Para nosotros quienes trabajamos en el área de las adicciones es importante conocer las consecuencias de usar los vaper como tratamiento de sustituciones de nicotina. Por eso a quien lo use se le da el tratamiento como si pasara a llevar una vida sana o sin adicciones y se está justificando que estos aparatos son menos letales  o nocivos, porque la persona no tiene cambios de conducta ni comportamiento, pudiendo realizar este hábito en ambientes abiertos, porque supuestamente es inocuo para la persona que está al lado”, detalla la neumólogo.

El target publicitario predilecto, señala Padrón son los jóvenes -y no para personas mayores-  porque son quienes miden menos las consecuencias, bajo los argumentos de que el vapeo no es perjudicial, porque está de moda como terapia sustitutiva de las primeras drogas de adicción que es el cigarrillo y que en tal caso de ser dañino, lo pueden dejar de usar.

Foto Referencial

Marketing vende al vaper como terapia sustitutiva

“Hay personas que dicen que dejaron de fumar por el vaper, una estrategia de marketing que envía mensajes diciendo: si no ha podido dejar de fumar inténtelo con el cigarrillo electrónico; usted no tiene que dejar de fumar,  deje de lado la adicción a la nicotina y de generar humo de tabaco; use el cigarrillo electrónico donde no está permitido fumar”, afirma la neumólogo.

En Reino Unido los defensores del vapeo, aceptan el cigarrillo electrónico, precisa Padrón, porque afirman ha disminuido la cifra de fumadores activos porque plantean que existe una supuesta reducción del daño que ha mutado a otro tipo de consumo de la nicotina.

Sobre las críticas de las sociedades científicas, afirma la especialista se están recogiendo datos para dar respuesta a lo que está ocurriendo, “y mientras tanto el uso dispositivo se está generalizando”.

Vaper genera daño pulmonar

Por su parte, la Psiquiatra Especialista en adicciones, Carmen Marcano coincide con la neumóloga, Lérida Padrón al asegurar que la industria tabacalera está detrás de los vaper, comprando acciones de esta industria del cigarrillo electrónico.

“Hay saborizantes empleados en estos dispositivos como caramelo, vainilla, canela, que aunque no causen adicción producen daño a nivel pulmonar, porque entusiasman a los jóvenes a usarlo”, advierte Marcano Padrón.

Foto Referencial

Puntualiza, la especialista que la nicotina migrada a otro tipo de consumo, de alguna manera matizada es igual de adictivo que un cigarrillo convencional, porque “la persona genera dentro de su circuito de recompensa una respuesta de ese placer inmediato que se genera en el cerebro”.

Déjanos tus comentarios